Al combinar legumbres y verduras en esta receta estamos obteniendo como resultado un aliño muy sabroso y original, además de nutritivo
1 bote de alubias blancas cocidas
2 remolachas cocidas
2 tomates de ensalada
1 cebolleta
½ pimiento rojo
unas ramitas de perejil
200 gr. de canónigos
aceite de oliva virgen
vinagre de Jerez y sal gruesa.
Calorías 101 kcal / 100gr
Proteína 6.7 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 15.7 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El verano se encuentra a la vuelta de la esquina, y ya van apeteciendo platos fríos, como esta refrescante ensalada que os proponemos hoy, que además nos va a aportar una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias antioxidantes.

 Así lo cocinamos

Corta los tomates, la cebolleta, el pimiento y las remolachas en daditos.
Lava las alubias muy bien bajo el grifo. Ahorra escúrrelas y resérvalas.
La mitad de las alubias las mezclaremos y aliñaremos con los daditos de remolacha, aceite, vinagre y sal. La otra mitad de las alubias las aliñaremos también, pero esta vez con el tomate, la cebolleta, el pimiento rojo y un buen puñado de perejil picado.
Sirve en el centro del plato o fuente el aliño de alubias con remolacha. Alrededor disponemos el aliño de alubias con hortalizas.
Por último, corona el aliño con una ensalada de canónigos.

 Trucos y Consejos

Para que el aliño resulte realmente sabroso es fundamental que lo dejemos reposar en la nevera durante al menos 1 hora.

 Información Nutricional

Al combinar legumbres y verduras en esta receta estamos obteniendo como resultado un aliño muy sabroso y original, además de nutritivo.
Las alubias blancas, protagonistas de esta preparación, son ricas en proteínas vegetales de gran calidad, así como en hidratos de carbono complejos. También son muy ricas en fibra dietética, las cuales no encontramos en las proteínas de origen animal. Además, esta legumbre destaca por su alto contenido en minerales y vitaminas.
Por su parte, la remolacha destaca por su contenido en ácido fólico, vitaminas B1, B2, B3 y B6, así como potasio magnesio y yodo.
En cuanto a las hortalizas que intervienen en esta ensalada, aportarán una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias antioxidantes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina