Esta ensalada está abierta a que le introduzcas otro tipo de verdura. Una zanahoria rallada le puede ir genial.
Brotes tiernos de lechuga variados
cebolla
1 huevo cocido
100 gr. aceitunas verdes
1 patata
100 gr. tomates cherry
3 champiñones frescos
aceite
sal y vinagre.
Calorías 20 kcal / 100gr
Proteína 1.3 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Os proponemos una ensalada que podréis intercalar en vuestro menú para compensar los excesos de las fiestas que llegan.

 Así lo cocinamos

En primer lugar, ponemos a hervir agua con un poco de sal para cocer la patata con piel.

Cuando comprobemos que está tierna, la retiramos.

Y sólo hay que trocear el resto de ingredientes al gusto y montar. Sobre el plato colocamos una cama de los brotes de lechuga limpios, ponemos la patata cortada a rodajas y las aceitunas verdes. Cortamos los tomates cherry por la mitad o en cuartos y los añadimos, e incorporamos los champiñones previamente limpios y laminados, así como unos aros de cebolla. A continuación agregamos el huevo cocido troceado.

 Trucos y Consejos

Esta ensalada está abierta a que le introduzcas otro tipo de verdura. Una zanahoria rallada le puede ir genial.

 Información Nutricional

Por lo general, las ensaladas son platos bajos en calorías, donde el aceite del aliño (u otra grasa, como la mayonesa o salsas diversas), es el único ingrediente graso, y por tanto el que enriquece en calorías el plato.

Las lechugas presentes en esta ensalada son una buena fuente de vitaminas, entre las que destacan los betacarotenos, de acción antioxidante, y el ácido fólico. Entre los minerales destaca el zinc.

La patata, por su parte, es un tubérculo que destaca por su alto contenido en hidratos de carbono complejos.

Los champiñones, por su parte, son una estupenda fuente de fósforo, vitamina B2 y proteínas, aunque hay que decir que estas últimas contienen purinas, por lo que se debe moderar el consumo de estas setas en caso de padecer hiperuricemia o gota.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina