La judía verde se caracteriza por poseer un contenido graso muy escaso y una gran concentración de agua
200 gr. de judías verdes
12 langostinos cocidos
12 tomatitos cherry
50 gr. de queso de oveja curado
aceite de oliva
vinagre balsámico y sal.
Calorías 37 kcal / 100gr
Proteína 2.3 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.2 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Ya empiezan a apetecer platos más refrescantes. Así que hoy os presentamos esta ensalada, fresca, rica y muy fácil de preparar. Esperamos que os guste!

 Así lo cocinamos

Antes de cocinar las judías verdes debemos lavarlas, cortarles las puntas retirarles las fibras laterales. Hecho esto, introdúcelas en una olla con agua hirviendo y sal. Sólo queremos escaldarlas, por lo que las coceremos hasta que queden “al dente”.
Una vez tengamos las judías con el punto de cocción deseado, escúrrelas bien y sumérgelas en un recipiente con agua y hielo para evitar que se sigan cociendo y para potenciarles el color verde.
Pela los langostinos cocidos, dejándoles el último tramo de la cola. Los reservamos.
Cuando se hayan enfriado las judías, córtalas en juliana y alíñalas con aceite de oliva, vinagre y sal.
Para emplatar, usa un cortapastas: introduce primero las judías aliñadas. A continuación, coloca los langostinos sobre las judías. Retira el cortapastas y dispón sobre los langostinos unas lascas de queso curado y unos daditos de tomate.
Ahora rocía la ensalada con unas gotas de aceite de oliva y espolvorea con perejil picado.
Por último, acompaña con unos tomatitos cherry y un poco de vinagre balsámico cortado con aceite de oliva.

 Trucos y Consejos

Para eliminar las fibras laterales de las judías, ayúdate de un pelador de cuchilla transversal, te facilitará mucho la tarea!

 Información Nutricional

La judía verde se caracteriza por poseer un contenido graso muy escaso y una gran concentración de agua. Ambas características hacen que nos encontremos ante un vegetal con un contenido calórico muy reducido. También es rica en fibra e hidratos de carbono.
El langostino no aporta demasiadas calorías, es muy rico en proteínas y contiene poca grasa. La única desventaja que presenta su consumo es su moderado contenido en colesterol, algo que deberán tener en cuenta todas aquellas personas que padezcan displemias y problemas coronarios.
Otro ingrediente que merece la pena destacar es el tomate, un alimento compuesto principalmente de agua y una pequeña cantidad de hidratos de carbono. De su composición nutricional destaca el contenido en vitamina C, potasio y licopeno, un colorante natural que en los últimos años ha adquirido una gran importancia por su acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina