La uva, debido a su gran contenido en azúcares, es una de las frutas más calóricas
Hojas de lechugas variadas (lollo rosso
hoja de roble
rúcula
escarola…)
un racimo de uvas moscatel
un trozo de queso viejo de oveja
6 champiñones frescos
1 cebolleta
sal
aceite de oliva virgen extra y vinagre de Jerez.
Calorías 65 kcal / 100gr
Proteína 0.6 gr / 100gr
Grasa 0 gr / 100gr
Hidratos de carbono 15.5 gr / 100gr
Índice glucémico 45

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Esta ensalada tiene todos los ingredientes para convertirse en un plato especial, ideal para servir en ocasiones que merezcan la pena. Se prepara en poco tiempo y el resultado es exquisito.

Ensalada de lechugas con uvas moscatel, queso viejo y champiñones

 Así lo cocinamos

Lo primero que tendremos que hacer es lavar y escurrir las hojas a conciencia. Luego las colocaremos en una ensaladera y las aliñamos con un aceite de oliva virgen, sal y unas gotas de vinagre de Jerez.

A continuación, añadimos la cebolleta picada y las uvas de moscatel bien lavadas y cortadas por la mitad (longitudinalmente).
Agregamos ahora los champiñones limpios y laminados.
Para finalizar, ponemos unas cuantas lascas de queso viejo por encima de la ensalada.

 Trucos y Consejos

Las uvas combinan de manera exquisita con el queso. Si lo deseamos, podemos emplear otro tipo de queso, como un parmesano, o incluso un queso fresco en dados.

 Información Nutricional

Las lechugas presentes en esta ensalada son una buena fuente de vitaminas, entre las que destacan los betacarotenos, de acción antioxidante, y el ácido fólico. Entre los minerales destaca el zinc.
La uva, debido a su gran contenido en azúcares, es una de las frutas más calóricas. Por este motivo, las personas diabéticas deberán moderar su consumo. Pero si las uvas destacan por algo es por la alta presencia en su composición de sustancias antioxidantes, tales como los antocianos, los flavonoides y los taninos.
Los champiñones, por su parte, al contener tanta cantidad de agua, se convierten en un alimento muy poco calórico. También son una buena fuente de vitaminas y minerales.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina