El mango es una buena fuente de vitaminas antioxidantes, tales como la A y la C, lo que unido a la vitamina C que también aporta el zumo de limón, hace de esta ensalada un plato bastante interesante desde el punto de vista nutricional
1 mango
1 aguacate
8 gambas
½ cebolleta
aceite de oliva virgen
zumo de limón y sal gruesa.
Calorías 61 kcal / 100gr
Proteína 0.6 gr / 100gr
Grasa 0.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 12.5 gr / 100gr
Índice glucémico 50

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy te proponemos una ensalada exótica. Los amantes de las ensaladas disfrutarán con esta combinación de sabores. Además los ingredientes utilizados aportan vitaminas y propiedades antioxidantes muy beneficiosas para la salud.

La propuesta acepta perfectamente la inclusión de algún ingrediente más como un poco de rúcula e incluso frutos secos.

Ensalada de mango, aguacate y gambas

 Así lo cocinamos

En primer lugar coceremos las gambas. Para ello introduciremos las gambas (previamente lavadas) en una olla con agua hirviendo y sal. Cuando el agua empiece a hervir de nuevo sacaremos las gambas y las sumergiremos en un recipiente con agua, hielo y sal gruesa. Con esto conseguiremos cortar la cocción del marisco y hará que la carne se separe de la cáscara, siendo mucho más fácil pelar las gambas.
Pelamos y cortamos el mango y el aguacate en rodajas.
Picamos muy fina la cebolleta y la mezclamos con la fruta.
Aliñamos con aceite de oliva virgen y unas gotas de zumo de limón.
Añadimos las gambas ya peladas y presentamos en un plato hondo.

 Trucos y Consejos

En el aliño de esta receta hemos empleado zumo de limón en vez de vinagre. El zumo de limón, a parte de dar un toque ácido y refrescante al aliño, va a evitar que el aguacate se oxide una vez cortado.

 Información Nutricional

El mango es una buena fuente de vitaminas antioxidantes, tales como la A y la C, lo que unido a la vitamina C que también aporta el zumo de limón, hace de esta ensalada un plato bastante interesante desde el punto de vista nutricional.
En cuanto a los aguacates, poseen un alto contenido en grasas, lo que los convierte en unas frutas muy calóricas. Pero la mayor parte de estas grasas son insaturadas, por lo que pueden ayudar a disminuir los niveles de colesterol en sangre.
La cebolleta, por su parte, contiene una buena cantidad de sustancias de acción antioxidante. Estas sustancias son muy buenas para la salud, ya que potencian nuestro sistema inmunológico y, por consiguiente, nos ayudan a prevenir enfermedades de carácter degenerativo.
Al añadir gambas a la ensalada, estamos enriqueciendo el plato con proteínas de alto valor biológico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina