Si quiere tener un acompañamiento original para esta ensalada elabora unos crujientes de berenjena en el horno.
1 manzana
100 gr. de mousse de foie de pato
lechugas verdes variadas
canónigos
½ cebolla
aceite de oliva
vinagre balsámico
sal.
Calorías 55 kcal / 100gr
Proteína 0.3 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11.5 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Las ensaladas son siempre una buena alternativa a la hora de comer. Hoy preparamos una muy sencilla y original que además aporta una buena dosis de nutrición gracias a la manzana y al foie que empleamos.

Ensalada de manzana con mousse de foie

 Así lo cocinamos

Comenzamos lavando y cortando las lechugas variadas al gusto. Enjuagamos también los canónigos. Escurrimos y colocamos en una ensaladera.
Lavamos la manzana y la cortamos en cuadraditos pequeños sin pelar. Añadimos a la ensaladera. Pelamos y picamos la cebolla y la agregamos también. Finalmente, le incorporamos el foie cortado en trocitos.
Mezclamos el conjunto y lo aliñamos con un chorrito de aceite de oliva y vinagre balsámico. Por último, salamos al gusto y ¡listo!

 Trucos y Consejos

Si quiere tener un acompañamiento original para esta ensalada elabora unos crujientes de berenjena en el horno.

 Información Nutricional

A pesar de que su valor nutricional no es destacable, ya que se compone fundamentalmente de hidratos de carbono en forma de azúcares, y aporta vitaminas y minerales en pequeña cantidad, resulta difícil imaginar las extraordinarias propiedades curativas que hacen de la manzana un alimento medicinal.
Entre las cualidades que hay que destacar está su capacidad tanto laxante como astringente, es decir, que puede tomarse tanto en caso de estreñimiento como de diarrea. Consumida cruda y con piel ayuda a mejorar el tránsito intestinal, gracias a la fibra insoluble que se encuentra en la piel.
Por otro lado, si la consumimos pelada y rallada tiene el efecto contrario en el organismo, gracias a la pectina de la pulpa, que tiene la capacidad de retener agua.
Eso sí, al emplearse foie de pato que es rico en grasas, la receta aportará más calorías..

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina