Una receta indicada para aquellos que consumen gran cantidad de energía a lo largo del día
300 gr. de macarrones
1 calabacín
1 pimiento rojo
1 pimiento amarillo
8 tomatitos cherry
8 puntas de espárragos trigueros
300 gr. de queso brie
aceite de oliva virgen
vinagre de Jerez
una ramita de eneldo y sal gruesa.
Calorías 359 kcal / 100gr
Proteína 12.7 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 72.3 gr / 100gr
Índice glucémico 50

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

 Así lo cocinamos

Comenzamos la receta cociendo la pasta: Introducimos los macarrones en una olla con abundante agua hirviendo, un puñado de sal y un chorreón de aceite.

Mientras vamos cociendo la pasta, cortamos las verduras (previamente lavadas): Los tomatitos los cortaremos por la mitad, el calabacín y los pimientos los cortaremos en tiras. Las puntas de espárragos las habremos escaldado previamente (las cocemos en agua hirviendo durante un par de minutos, las escurrimos y las sumergimos en agua con hielo para cortar la cocción y fijar el color verde del espárrago).
En una sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva vamos a saltear las verduras con el fuego bien fuerte.
Una vez tengamos los macarrones cocidos (al dente) y las verduritas salteadas, mezclaremos todo y aliñaremos con un poco de aceite de oliva y unas gotas de vinagre de Jerez.
Añadimos el queso brie cortado en cubitos, un puñado de eneldo picado y removemos bien.

 Trucos y Consejos

Podemos sustituir el eneldo por la hierba que nosotros prefiramos (tomillo, orégano, romero,…). Si lo deseamos, podemos pasar el queso por la plancha (o sartén antiadherente). De esta forma, la corteza del queso nos quedará dorada y el interior, cremoso.

 Información Nutricional

Hemos elaborado una receta muy nutritiva y energética. Los macarrones, al igual que cualquier variedad de pasta, se caracterizan por la elevada proporción de hidratos de carbono complejos que encontramos en su composición.
Las verduras van a enriquecer la ensalada con vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante. Estas últimas nos ayudan a combatir los efectos negativos de los radicales libres que se encuentran en nuestro entorno.
En cuanto al queso, es un alimento graso y va a elevar el contenido calórico de la ensalada. Pero éste también contiene una buena cantidad de calcio, fundamental para mantener la buena salud de nuestros huesos, así como para prevenir la osteoporosis.
Es, en definitiva, una receta muy recomendable para aquellas personas que consumen gran cantidad de energía durante el día (deportistas, adolescentes,…).

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina