La pechuga de pollo, uno de los ingredientes principales de esta ensalada, es muy apreciada por el público en general, pues es una carne muy magra y contiene muy poca grasa y calorías
2 pechugas de pollo
2 manzanas granny smith
2 zanahorias
16 aceitunas negras sin hueso
16 gambas peladas
1 limón
aceite de oliva virgen
sal y pimienta negra.
Calorías 113 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 3.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Esta ensalada es un refrescante primer plato, ideal para todas las edades, y especialmente para los más pequeños que con recetas como estas pueden educar el gusto por las frutas y las verduras.

 Así lo cocinamos

Salpimenta la pechuga de pollo y cocínala a la plancha hasta que quede bien dorada por ambas caras. Resérvala para que se enfríe.
Prepara el resto de ingredientes: Pela la manzana y córtala en cubos. La zanahoria la pelaremos también y la cortaremos en bastones (si lo prefieres, puedes escaldarla). Corta las aceitunas negras en rodajitas. Las gambas las introduciremos en agua hirviendo con sal hasta que estén cocidas.
Una vez la pechuga se haya enfriado, córtala en cuadraditos y mézclala con el resto de ingredientes en un bol o ensaladera. Ahora sólo queda condimentar nuestra ensalada con el zumo de un limón, aceite de oliva, sal y pimienta.
Puedes servirla a temperatura ambiente o fría.

 Trucos y Consejos

Una vez hayas cortado la manzana, y para que no se te oxide mientras preparas el resto de ingredientes, puedes rociarla con jugo de limón. De esta manera evitarás que adquiera ese feo color oscuro que provoca la oxidación.

 Información Nutricional

La pechuga de pollo, uno de los ingredientes principales de esta ensalada, es muy apreciada por el público en general, pues es una carne muy magra y contiene muy poca grasa y calorías. Además, es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.
La manzana es muy rica en vitamina E, antioxidante que interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. También es muy rica en fibra, que mejora el tránsito intestinal y posee elementos fotoquímicos como flavonoides y quercetina que le confieren extraordinarias propiedades antioxidantes.
Las gambas, por su parte, van a incorporar más proteínas al plato, además de minerales como el fósforo, el yodo y el sodio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina