El tomate es una hortaliza rica en vitaminas, minerales y otras sustancias con funciones antioxidantes dentro de nuestro organismo como el licopeno, que es el pigmento que le da el color rojo
1 cogollo de lechuga
350 gr. de queso feta
200 gr. de tomate natural
100 gr. de aceitunas negras
70 gr. de cebolleta en vinagre
200 gr. de pepinos
8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de vinagre
1 diente de ajo
sal y pimienta blanca.
Calorías 250 kcal / 100gr
Proteína 17 gr / 100gr
Grasa 18.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.9 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

 Así lo cocinamos

Lavamos los pepinos y, sin pelarlos, los cortamos en rodajas finas.
A continuación, deshojamos la lechuga y la lavamos. Los tomates los lavaremos también y los cortaremos en gajos.

Ahora mezclamos en una ensaladera la lechuga, el tomate, el pepino y las aceitunas, junto con la cebolleta cortada en finas rodajas y el queso feta cortado en daditos.
Aliñamos la ensalada con una vinagreta de aceite de oliva, sal, pimienta blanca, vinagre y un ajo picado.

 Trucos y Consejos

Para disfrutar al máximo esta ensalada conviene consumirla bien fría. Además, es una guarnición perfecta para carnes y pescados a la plancha.

 Información Nutricional

Esta es una ensalada de la cual podremos disfrutar durante todo el año, si bien en verano los tomates se encuentran en su mejor momento, por lo que la ensalada será más sabrosa en fechas estivales. El tomate es una hortaliza rica en vitaminas, minerales y otras sustancias con funciones antioxidantes dentro de nuestro organismo como el licopeno, que es el pigmento que le da el color rojo.
Por regla general, las ensaladas son platos bajos en calorías, donde el aceite que contiene el aliño es el único elemento graso, y por tanto el que enriquece en calorías la receta.
Por otra parte, el queso feta es rico en calcio, lo que hace que este plato esté indicado especialmente para aquellas edades y situaciones fisiológicas en las que la demanda de este mineral es mayor: infancia, adolescencia, embarazo, lactancia, menopausia y osteoporosis.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina