Para darle más sabor a la polenta, puedes añadirle un poco de pimienta y nuez moscada, que le darán un toque muy característico.
Para la ensalada: 4 tomatitos cherry, 1 taza de habas, 1 cebolla, 1 berenjena, 1 puerro, 1 manojito de espárragos verdes, sal y perejil. Para la polenta: 250 gr. de polenta (sémola de maíz), ½ l. de agua, ½ l. de leche, 25 gr. de mantequilla y 1 pizca de sal. Para la vinagreta: almendras, ½ diente de ajo, 2 dl. de aceite de oliva, 1 dl. de vinagre de manzana, pimienta y sal al gusto.
Calorías 358 kcal / 100gr
Proteína 8.7 gr / 100gr
Grasa 2.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 79.8 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os presentamos una ensalada diferente, puesto que hemos unido a las hortalizas una base de polenta. Esperamos que os guste!

Ensalada templada sobre polenta con vinagreta de romesco

 Así lo cocinamos

En primer lugar, preparamos la polenta. Para ello, ponemos a calentar la leche y el agua mezcladas con la pizca de sal. Cuando rompa a hervir, vamos añadiendo la polenta poco a poco, en forma de lluvia y sin dejar de remover, hasta que quede una crema bien espesa. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla, removiendo para integrarla bien. Extendemos esta crema en una bandeja, alisando la superficie hasta que quede una lámina de un centímetro de grosor como mínimo. Dejamos enfriar hasta que se solidifique.

Mientras tanto, hervimos las habas en agua con sal; escaldamos los espárragos limpios y troceados; salteamos la cebolla y la parte blanca del puerro, a lo que sumaremos la berenjena bien lavada y cortada en rodajas. Lo cocinamos todo durante unos minutos y retiramos del fuego. Ponemos al punto de sal y lo mezclamos con las habas, los espárragos y los tomates cortados por la mitad.

Por último, preparamos la vinagreta de romesco machacando las almendras con el ajo pelado. Incorporamos el aceite y el vinagre y mezclamos muy bien. Salpimentamos al gusto y aliñamos la ensalada con ella.

Cortamos la polenta en trozos grandes y servimos sobre ella la ensalada aliñada y espolvoreada con perejil picado.

 

 Trucos y Consejos

Para darle más sabor a la polenta, puedes añadirle un poco de pimienta y nuez moscada, que le darán un toque muy característico.

 Información Nutricional

La polenta tiene un alto contenido en hidratos de carbono de fácil digestión, aunque su aporte calórico es bastante alto. Además, posee propiedades antioxidantes, que se suman a las que aportan los tomates empleados para la ensalada. El resto de hortalizas también poseen beneficiosas vitaminas, minerales y fibra.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina