La escalibada es un plato típico de la dieta mediterránea, y la combinación de sus hortalizas va a brindarnos una amplia variedad de nutrientes
Un pimiento rojo
un pimiento verde de asar
6 tomatitos cherry
una berenjena grande
una cebolla
aceite de oliva virgen extra
vinagre de jerez y sal gruesa.

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

El nombre de esta receta proviene del verbo catalán escalivar que significa ‘asar al rescoldo’, y tiene su origen en las comunidades rurales. Es un plato bajo en calorías y de alto contenido en fibra. Además, es una elaboración muy versátil, ya que puede consumirse fría, caliente, sola o como acompañamiento de carnes y pescados.

 Así lo cocinamos

El primer paso consiste en lavar bien las hortalizas. Ahora úntalas bien con aceite de oliva y sazónalas con sal gruesa.
Coloca las verduras en una fuente de metal y hornéalas hasta que queden bien horneadas. No importa si la piel de los pimientos se quema un poco, porque su carne estará bien.
Una vez tengas las hortalizas asadas, déjalas enfriar.
Ahora pélalas, retirando además las pepitas de los pimientos y de la berenjena.
A continuación, corta los pimientos y la berenjena en tiras más o menos gruesas. Los tomatitos los dejaremos pelados y enteros. La cebolla la cortaremos por la mitad y la desharemos en capas.
Coloca las verduras peladas y cortadas en un bol y alíñalas con el jugo que soltaron durante la cocción, aceite de oliva crudo y unas gotas de vinagre de jerez.
Este plato puedes servirlo tanto frío como caliente.

 Trucos y Consejos

Si quieres pelar con mayor facilidad los pimientos asados, introdúcelos en agua con hielo en cuanto los saques del horno. El brusco contraste de temperaturas provocará que la piel del pimiento se separe de la carne y permitirá pelarlos rápidamente.

 Información Nutricional

La escalibada es un plato típico de la dieta mediterránea, y la combinación de tomates, berenjenas, cebolla y pimientos van a brindarnos una gran variedad de nutrientes.
Estas hortalizas son muy ricas en sustancias antioxidantes (licopeno en el tomate, antocianinas en la berenjena, vitamina C y beta-caroteno en los pimientos rojos, y compuestos azufrados en la cebolla), las cuales nos ayudan a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, degenerativas e incluso el cáncer.
Además, también encontramos en esta receta una importante cantidad de fibra, que va a regular el tránsito intestinal y la diabetes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina