Añade unos taquitos de beicon a la crema de cebolla para potenciar más su sabor.
1 bote de espárragos blancos cocidos y en conserva
25 gr. de mantequilla
2 cebollas
300 ml. de nata para cocinar
4 huevos
aceite de oliva
perejil
pimienta y sal.
Calorías 19 kcal / 100gr
Proteína 1.8 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El espárrago blanco es muy apreciado por sus propiedades dietéticas y diuréticas. Hoy lo preparamos con una suave crema de cebolla y los acompañamos con unos huevos para presentar un plato sencillo pero muy nutritivo y apetecible. Esperamos que os guste.

 Así lo cocinamos

Escurrimos los espárragos y los cortamos por la mitad. Los doramos en una sartén con la mantequilla y reservamos en caliente.

Picamos las cebollas en juliana y las pochamos en una sartén con aceite de oliva. Añadimos la nata y salpimentamos al gusto. Continuamos con la cocción hasta que la sala espese.

Para hacer los huevos, forramos un cuenco pequeño con film transparente de forma que sobresalga por los bordes. Engrasamos con aceite y cascamos el huevo dentro del cuenco. Ponemos una pizca de sal y cerramos el film transparente en forma de saquito, sin dejar aire dentro y cerrando bien con hilo de cocinar. Repetimos la operación con los 4 huevos.

Metemos los paquetitos con los huevos en agua hirviendo durante 4 minutos, tiempo suficiente para que se cuaje la clara y la yema quede líquida. Escurrimos los paquetitos y los pasamos agua fría para cortar la cocción y los abrimos para sacar los huevos.

Montamos el plato con una base de crema de cebolla, encima ponemos los espárragos y los huevos y espolvoreamos con perejil picado.

 Trucos y Consejos

Añade unos taquitos de beicon a la crema de cebolla para potenciar más su sabor.

 Información Nutricional

Los espárragos blancos, ingrediente principal de esta receta, aportan a nuestra dieta fibra, vitaminas y minerales como el potasio o el fósforo. Su alto contenido en agua hace que los espárragos sean un alimento bajo en calorías, lo que contrasta con la crema de cebolla que hemos elaborado para acompañarlos, ya que la nata aporta un alto contenido en grasas.

El huevo suma proteínas a este plato, que, en general, resulta muy completo desde el punto de vista nutricional.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina