Es importante dejar reposar el guiso al menos media hora después de terminar la cocción.
400 gr. de alubias blancas (fabes)
8 carabineros
500 gr.de almejas
1 puerro
1 cebolla
2 cebolletas
2 tomates
1 zanahoria
1 hoja de laurel
1 vaso de vino blanco
perejil
aceite de oliva y sal.
Calorías 284 kcal / 100gr
Proteína 21.1 gr / 100gr
Grasa 1.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 34.7 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy os traemos una versión diferente de un plato tan tradicional como la fabada asturiana. En este caso la cocinamos con productos del mar, dándole un toque diferente y exquisito.

Fabada con carabineros y almejas

 Así lo cocinamos

Ponemos en remojo las fabes desde el día anterior a su preparación. Las escurrimos y las ponemos en una olla con la cebolla, el puerro, la zanahoria, el laurel y una ramita de perejil. Cubrimos con agua y ponemos a cocer.

Cuando hierva, vamos quitando la espuma y continuamos cocinando, a fuego lento, durante una hora y media. Retiramos las verduras y continuamos la cocción.

En una sartén sofreímos las cebolletas y los tomates muy picaditos y los añadimos a la olla. Removemos y seguimos cocinando.

Por otra parte, saltamos los carabineros en una sartén con un poco de aceite de oliva y ponemos al fuego las almejas en una cacerola con el vino blanco, hasta que se abran.

Incorporamos el marisco a la olla y el jugo de las almejas, para que le dé más sabor. Ponemos sal al gusto y finalizamos la cocción cuando las fabes estén en su punto.

 Trucos y Consejos

Es importante dejar reposar el guiso al menos media hora después de terminar la cocción.

 Información Nutricional

Las fabes son una buena fuente de proteínas vegetales, hidratos de carbono complejos, vitaminas del grupo B, minerales y fibra, esta última muy recomendada para mejorar el tránsito intestinal.

El marisco con el que las hemos cocinado es rico en proteínas y bajo en grasas. La única desventaja que presenta su consumo es su moderado contenido en colesterol, algo que deberán tener en cuenta todas aquellas personas que padezcan displemias y problemas coronarios.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina