Esta receta destaca por su contenido proteico y graso, obteniendo así un plato muy energético
Una pechuga de pavo
500 ml. de nata líquida
2 cucharadas de mostaza en grano
dos patatas
sal
aceite de oliva
pimienta
100 ml. de vino blanco y cebollino.
Calorías 105 kcal / 100gr
Proteína 24 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La primera receta del día son unos jugosos y sabrosos filetes de pechuga de pavo con salsa de mostaza, un plato que hará las delicias de adultos y pequeños.

Filetes de pechuga de pavo con salsa de mostaza y patatas paja

 Así lo cocinamos

Corta la pechuga en filetes, salpiméntalos y dóralos en una sartén con un poco de aceite, procurando que queden bien jugosos.
En la misma sartén donde hemos dorado los filetes añadiremos el vino blanco y esperaremos a que se evapore el alcohol. A continuación, incorporamos la nata y la mostaza. Cocinamos a fuego suave hasta conseguir una salsa espesa. Apartamos del fuego.
Ahora pelamos las patatas, las lavamos bien y las secamos. Córtalas en rodajas muy finas, y luego en juliana hasta conseguir unas “patatas paja”. Fríelas en abundante aceite de oliva caliente y, una vez estén bien doradas, las depositaremos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Emplata los filetes de pavo, cúbrelos con la salsa de mostaza y, por último, coloca un montoncito de patatas paja.
Decora con cebollino picado.

 

 Trucos y Consejos

Para conseguir unas patatas “paja” perfectas, éstas deben estar cortadas muy finas. Para ello, puedes ayudarte de una mandolina.
Otro truco consiste en freírlas en varias tandas para que no se adhieran las unas a las otras con el almidón. Además, así quedarán más crujientes.

 

 Información Nutricional

Esta receta destaca por su contenido proteico y graso, obteniendo así un plato muy energético.
Aunque la pechuga de pavo suele estar recomendada en dietas de control de peso, debemos tener en cuenta que la salsa la hemos elaborado con nata, un alimento muy calórico. Por tanto, si se desea incluir este plato en un menú hipocalórico, sólo tendremos que omitir este ingrediente.

 

Datos nutricionales de la pechuga de pavo:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina