Para tener un flan más completo, haz un poco de caramelo y baña la flanera con él.
½ litro de leche
9 bizcochos de soletilla
4 huevos
125 gr. de azúcar
50 gr. de mantequilla
una cucharadita de canela y 2 manzanas.
Calorías 55 kcal / 100gr
Proteína 0.3 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11.5 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

El flan es un postre fácil de preparar y además muy versátil, ya que puede adaptarse al gusto de los comensales. Hoy elaboramos uno muy original con bizcocho de manzanas.

 Así lo cocinamos

Vertemos los 125 gr. de azúcar en una sartén junto con los 50 gr. de mantequilla.
Ahora incorporamos a la sartén las dos manzanas peladas y cortadas en dados para caramelizarlas con el azúcar y la mantequilla. Cuando las manzanas se doren, agrega la cucharadita de canela, remueve y apaga el fuego.
Bate los huevos con la leche en un bol grande. Añade los bizcochos troceados y deja que se empapen bien en el huevo y la leche. Finalmente, incorpora a la mezcla anterior las manzanas caramelizadas.
Vertemos la mezcla en los moldes elegido y colocamos en una bandeja de horno al baño María. Horneamos a 160 grados hasta que haya cuajado.

 Trucos y Consejos

Para tener un flan más completo, haz un poco de caramelo y baña la flanera con él.

 Información Nutricional

A pesar de que su valor nutricional no es destacable, ya que se compone fundamentalmente de hidratos de carbono en forma de azúcares, y aporta vitaminas y minerales en pequeña cantidad, resulta difícil imaginar las extraordinarias propiedades curativas que hacen de la manzana un alimento medicinal.
Entre las cualidades que hay que destacar está su capacidad tanto laxante como astringente, es decir, que puede tomarse tanto en caso de estreñimiento como de diarrea. Consumida cruda y con piel ayuda a mejorar el tránsito intestinal, gracias a la fibra insoluble que se encuentra en la piel.
Por otro lado, si la consumimos pelada y rallada tiene el efecto contrario en el organismo, gracias a la pectina de la pulpa, que tiene la capacidad de retener agua.
Eso sí, al emplearse azúcar y mantequilla en esta receta el contenido calórico del postre se va a ver incrementado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina