El garbanzo es una legumbre, y como tal, posee unas características nutritivas muy interesantes
400 gr. de garbanzos
2 cebollas grandes
2 dientes de ajo
4 cucharadas de tomate triturado
350 gr. de espinacas frecas(o congeladas)
pimentón dulce
2 rebanadas de Pan del día anterior
1 rama de perejil
2 huevos cocidos
aceite de oliva
sal
pimienta y cominos.
Calorías 383 kcal / 100gr
Proteína 20.8 gr / 100gr
Grasa 5.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 55.8 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Una receta ideal para cumplir con los mandatos de la santa madre iglesia, aunque el gozo de comer este plato suponga pecar de auténtica lujuria gastronómica. ¡Que Dios nos coja a todos confesados!

Garbanzos con espinacas

 Así lo cocinamos

Deberemos dejar los garbanzos previamente en remojo el día anterior a la elaboración del potaje. Transcurrido el tiempo de remojo, escúrrelos y resérvalos en agua templada.
A continuación, coceremos los garbanzos en una olla con agua, un buen chorro de aceite de oliva y perejil. Cocer a fuego suave hasta que queden bien tiernos.
En una sartén prepararemos un sofrito con las cebollas, el ajo, el pimentón, el comino y el tomate triturado.
Una vez tengamos el sofrito a punto, incorporaremos las espinacas, previamente escaldadas y rehogaremos unos minutos.
Añadimos el resultado anterior al puchero de garbanzos y movemos suavemente por las asas para que el sofrito quede bien integrado en el caldo.
Poner a punto de sal y añadir los dos huevos cocidos y triturados.
Servir bien caliente y con unos costrones de pan frito.

 Trucos y Consejos

Los garbanzos deben cocer de forma continuada, pero a fuego suave. De esta manera, evitaremos que el garbanzo quede duro.

 Información Nutricional

El garbanzo es una legumbre, y como tal, posee unas características nutritivas muy interesantes.
Entre los nutrientes más significativos de esta leguminosa podemos encontrar hidratos de carbono complejos, proteínas vegetales, vitaminas y fibra. Además, los garbanzos contienen muy poca grasa, y si son cocinados con ingredientes que no aumenten el contenido en lípidos, como es el caso de esta receta, son un alimento indicado para cualquier edad.
Las espinacas, por su parte, van a enriquecer este plato con vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, como la provitamina A y el ácido fólico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina