Entre los nutrientes más significativos de los garbanzos podemos encontrar hidratos de carbono complejos, proteínas vegetales, vitaminas y fibra
400 gr. de garbanzos cocidos
300 gr. de bacalao desalado
1 cebolla
1 pimiento rojo
2 tomates maduros
1 cucharadita de pimentón dulce
3 dientes de ajo
2 huevos cocidos
aceite de oliva y sal.
Calorías 120 kcal / 100gr
Proteína 7.2 gr / 100gr
Grasa 3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 14.1 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Los garbanzos y el bacalao son dos alimentos muy típicos de nuestra gastronomía y que combinan a la perfección. Este plato es además muy sencillo y rápido de preparar, y nos va a aportar un amplio surtido de nutrientes procedentes de las legumbres, el pescado y las verduras.

 Así lo cocinamos

Coloca el bacalao en una fuente, rocíalo con un poco de aceite de oliva y hornéalo a 180ºC durante 10 minutos. Una vez horneado, déjalo enfriar y límpialo.
En una olla, prepara un sofrito con la cebolla y el ajo. Una vez la cebolla esté bien pochada, incorpora el pimiento troceado y continúa sofriendo. Cuando el pimiento esté tierno, añade el pimentón y, acto seguido, los tomates rallados. Cocina a fuego medio hasta que el tomate esté frito.
Una vez tengamos el sofrito listo, añade a la olla los garbanzos cocidos, rehoga el conjunto durante unos segundos e incorpora el bacalao. Vierte un vaso de agua y deja cocinar a fuego suave durante 5 minutos.
Espolvorea con un buen puñado de perejil picado y sirve bien caliente.

 Trucos y Consejos

No deseches los jugos que ha soltado el bacalao durante el horneado, podrás añadírselos al guiso para mejorar su sabor.

 Información Nutricional

El garbanzo es una legumbre, y como tal, posee unas características nutritivas muy interesantes.

Entre los nutrientes más significativos de esta leguminosa podemos encontrar hidratos de carbono complejos, proteínas vegetales, vitaminas y fibra. Además, los garbanzos contienen muy poca grasa, y si son cocinados con ingredientes que no aumenten el contenido en lípidos, como es el caso de esta receta, son un alimento indicado para cualquier edad.

El otro ingrediente protagonista de nuestra receta es el bacalao, un pescado blanco que se caracteriza por su escaso contenido graso. Su consumo supone además una fuente de alto valor biológico, así como de diversos minerales (potasio, fósforo, sodio, calcio y magnesio) y vitaminas del grupo B.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina