Es preferible que nos quedemos cortos en la sal y el vinagre a la hora de batir todos los ingredientes, para poder rectificar al final.
250 grs. de habas secas
200 ml. de aceite de oliva
1 diente de ajo
250 grs. de pan de pueblo
1 huevo
un chorreón de vinagre
agua y sal
Calorías 390 kcal / 100gr
Proteína 23.5 gr / 100gr
Grasa 0.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 60 gr / 100gr
Índice glucémico 40

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Hoy os proponemos un gazpacho diferente pero igualmente sabroso, a base de habas. Esperamos que os guste.

Gazpacho de habas

 Así lo cocinamos

El día anterior ponemos las habas en remojo para que pujen.

Una vez tiernas, las pelamos. Las colocamos en el vaso de la batidora junto con un poco de agua y el resto de los ingredientes. Batimos todo muy bien.

Añadimos un litro de agua y aderezamos de sal y vinagre.

Servimos el gazpacho de habas con una rebanada de pan frito.

 Trucos y Consejos

Es preferible que nos quedemos cortos en la sal y el vinagre a la hora de batir todos los ingredientes, para poder rectificar al final.

 Información Nutricional

En los casos de convalecencia y desnutrición las habas suministran vigor y aumenta el peso de los pacientes. Las habas tostadas se comen para acrecentar y conservar la memoria, siendo apropiados especialmente para los estudiantes.

El guiso con habas es eficaz para combatir la formación de cálculos en las vías urinarias o biliares, para lo cual se tomará por tazas. Las infusiones con habas son magníficas contra la gripe y el asma.

Las habas son abundantes en calorías y proteínas, contienen vitaminas C, A, E, B1 y B2, en concreto de tiamina, niacina y folatos. Contienen minerales como potasio, fósforo, sodio, calcio, hierro, magnesio y zinc. Están compuestas además, por antioxidantes, lecitina, colina, hidratos de carbono, fibra y beta carotenos.

El valor nutritivo de las habas es distinto si son frescas o secas. Las habas secas tienen mayor cantidad de hidratos de carbono y proteínas, por lo que su valor energético es elevado. Favorecen el tránsito intestinal, se pueden emplear como depurativas, diuréticas y antirreumáticas.

El consumo de habas como alimento es útil para eliminar grasa de las arterias, disminuyendo el colesterol. Su contenido en lecitina y colina ayuda a mejorar los síntomas del alzhéimer.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina