Para desmoldar este postre es recomendable mojar los moldes con agua caliente para que la gelatina se despegue de las paredes.
1 melón
4 higos
250 ml. de Oporto
250 ml. de agua
100 gr. de azúcar
5 hojas de gelatina y unas hojas de menta.
Calorías 25 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 6 gr / 100gr
Índice glucémico 60

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Postre.

Prepara este original postre si quieres sorprender a tus invitados en alguna comida especial. Además de ser muy vistoso, su sabor es exquisito.

Gelatina al Oporto con higos y melón

 Así lo cocinamos

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría.

Mientras tanto, ponemos a calentar el agua junto con el Oporto y el azúcar. Cuando comience a hervir, retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas. Mezclamos bien hasta que se deshaga la gelatina y dejamos atemperar.

Pelamos el melón y hacemos bolas con la ayuda de un saca bolas. Lavamos bien los higos y los cortamos en rodajas.

En los moldes elegidos para preparar el postre, colocamos una capa de bolas de melón, encima ponemos unas rodajas de higos y cerramos con otra capa de bolas de melón. Rellenamos los moldes con la gelatina, moviéndolos un poco para que no quede aire entre la fruta. Dejamos enfriar en la nevera hasta que solidifique la gelatina.

A la hora de servir, desmoldamos y decoramos con unas hojitas de menta.

 

 Trucos y Consejos

Para desmoldar este postre es recomendable mojar los moldes con agua caliente para que la gelatina se despegue de las paredes.

 Información Nutricional

El melón es una de las frutas que mayor contenido en agua posee, por lo que apenas tiene calorías. Sin embargo, los higos sí aportan una buena cantidad de calorías. Además, esta fruta es rica en fibra, por lo que está indicada para combatir el estreñimiento.

La gelatina también es baja en grasas y su componente principal son las proteínas, aunque éstas son de bajo valor biológico porque carecen de algunos aminoácidos esenciales.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina