Prueba con la fruta que desees. Sólo recuerda que debes extraer un licuado o jugo fino para que la textura de la gelatina resulte agradable.
150 gr. fresas
1 pera
1 naranja
azúcar
6 hojas de gelatina
1 yogur natural cremoso.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Os proponemos comer fruta de una forma distinta, con estos bloques de gelatina ideales para los pequeños de la casa ya que resultarán muy atractivos.

Gelatina de frutas con crema de yogur

 Así lo cocinamos

En primer lugar, ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua muy fría.

Mientras, limpiamos las fresas. Las licuamos todas excepto una. Añadimos una cucharada de de azúcar y a continuación dos hojas de gelatina. Pon en el molde en el que vayas a servir la fresa que hemos reservado entera, partida por la mitad.

Ahora, repetimos la misma operación tanto con la pera como con la naranja. Es decir, lavamos y limpiamos la pera, la licuamos reservando un trozo más grande y mezclamos el licuado con las dos hojas de gelatina y un poco de azúcar. En un molde ponemos el trozo de pera entero y vertemos el contenido.

Y por último, de la naranja extraemos el zumo pero nos quedamos con un gajito. Colamos el zumo y lo mezclamos con las dos hojas de gelatina restante y una cucharada de azúcar. Incorporamos el gajito de naranja en el molde y a continuación la gelatina.

Deja los tres moldes durante varias horas en la nevera hasta que cuaje bien.

Para servir, hazlo en un mismo plato para que se vea el contraste de colores. Pon en la base unas cucharadas de yogur cremoso y encima el bloque de gelatina.

 Trucos y Consejos

Prueba con la fruta que desees. Sólo recuerda que debes extraer un licuado o jugo fino para que la textura de la gelatina resulte agradable.

 Información Nutricional

Las frutas son alimentos ricos en vitaminas, minerales, fibra y sustancias con acción antioxidante muy beneficiosas para la salud. En este caso las frutas se presentan en forma de gelatina, que va a suponer muy pocas calorías. Al preparar las frutas de este modo se consigue obtener postres muy atractivos y apetecibles que pueden hacer que los más pequeños o personas que no acostumbren a tomar frutas se animen a consumirlas.

La gelatina es una sustancia de origen animal que se obtiene del colágeno, una proteína que abunda en el tejido conectivo de pieles, huesos y tejidos animales. Las proteínas son su componente natural más abundante, sin embargo, son de bajo valor biológico porque carecen de algunos aminoácidos esenciales. Esto hace que la calidad de estas proteínas no sea tan buena como las de la carne, el pescado, los huevos o los lácteos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina