En general, tendemos a abusar de la proteína animal, por lo que los guisos de este tipo, preferentemente con carnes magras, combinadas con vegetales, son una opción saludable
1 kg. de patatas
½ kg. de cordero
1 cebolla
2 zanahorias
3 dientes de ajo
½ vaso de aceite de oliva
un tomate grande y maduro
½ vaso de vino blanco y sal.
Calorías 266 kcal / 100gr
Proteína 26 gr / 100gr
Grasa 17.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Los guisos a base de patatas pueden representar un suculento plato único en combinación con alimentos proteicos. En este caso, las patatas se acompañan de carne de cordero, una de las más sabrosas y cuya composición hace que este plato sea muy completo desde el punto de vista nutricional.

Guiso de cordero con patatas

 Así lo cocinamos

En una cazuela con aceite de oliva vamos a sofreír la cebolla, la zanahoria y el ajo, todo ello bien picado. Una vez esté bien pochada la cebolla, añade el tomate troceado y continúa sofriendo.
Cuando el sofrito esté listo incorporaremos el cordero troceado. Remueve unos instantes y añade el vino blanco y el agua.
Ahora agrega las patatas peladas y troceadas. Dejamos cocinar a fuego suave hasta que las patatas queden bien tiernas.

 Trucos y Consejos

Para aromatizar este guiso puedes añadir algunas especias como laurel, unos granos de pimienta negra, tomillo, comino, etc.

 Información Nutricional

El cordero es una de las carnes más grasas, aunque si el guiso se elabora con poco aceite, la combinación de cordero con patatas y verduras es todo un acierto dietético y gastronómico, y se obtiene un plato completo desde el punto de vista nutritivo.
Las patatas, por su parte, proporcionan los hidratos de carbono complejos; las proteínas vienen dadas por el cordero; el aceite aporta vitaminas, además de “grasa buena”; y las verduras enriquecen el plato en minerales, vitaminas y fibra.
En general, tendemos a abusar de la proteína animal, por lo que los guisos de este tipo, preferentemente con carnes magras, combinadas con vegetales, son una opción saludable.
Así, con un primer plato de ensalada o verdura y fruta de postre, se consigue un equilibrado menú. A pesar de ser un plato más calórico de los que se recomienda en caso de exceso de peso, consumido esporádicamente y siendo comedido en la cantidad.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina