La carne de ternera se caracteriza por su alto contenido en proteínas de alto valor biológico y por su escasa presencia de grasa
1 kg. de aguja de ternera cortada en cubos
6 patatas
4 zanahorias
1 pastilla de caldo de carne
1 hoja de laurel
½ cebolla
2 dientes de ajo
1 tomate maduro
1/2 cucharadita de pimentón
1 vaso de vino blanco y sal.
Calorías 205 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 13.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

En esta ocasión hemos recurrido al recetario de la abuela para cocinar un guiso de ternera con patatas, quizás una de las preparaciones más tradicionales de nuestra gastronomía y que nunca debe faltar en nuestras mesas.

Guiso de ternera con patatas

 Así lo cocinamos

Pica la cebolla y los ajos para sofreír el conjunto en una olla con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada, añade el tomate picado. Sigue sofriendo hasta que el tomate esté cocinado. Entonces, incorporamos a la olla la carne troceada y rehogamos hasta que ésta coja algo de color. Es el momento de añadir el pimentón y, justo después, el vino blanco, la pastilla de caldo, el laurel y un poco de sal. Cubrimos con agua, colocamos la tapadera y cocinamos a fuego suave durante 20 minutos.
Transcurrido el tiempo, incorporamos las patatas peladas y cortadas en dados y las zanahorias troceadas. Comprueba el punto de sal y sigue cocinando durante otros 10 minutos.

 Trucos y Consejos

Si la salsa ha quedado demasiado líquida, machaca unos cuantos dados de patata contra la pared de la olla. De esta manera conseguirás que la salsa adquiera mayor consistencia.

 Información Nutricional

La carne de ternera se caracteriza por su alto contenido en proteínas de alto valor biológico y por su escasa presencia de grasa.
La adición de tomate natural y cebolla, además de aportar color y jugosidad al estofado, va a enriquecerlo con vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.
Este guiso lo hemos cocinado con varias especias, lo cual va a proporcionar a la carne un delicioso toque aromático. Además, al especiar el guiso podremos reducir la adición de sal, algo muy interesante para aquellas personas que sufran de hipertensión.
Por su parte, las patatas van a enriquecer el plato con una importante cantidad de hidratos de carbono complejos en forma de almidón, que nos van a proporcionar una buena dosis de energía.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina