Posiblemente el plato más típico de la gastronomía onubense
5 kg. de chocos
½ kg. de habas en grano
2 cebollas
3 dientes de ajo
½ cucharadita de cominos
½ cucharadita de pimentón dulce
1 hoja de laurel
½ vaso de aceite de oliva
1 vaso de vino blanco
2 vasos de agua y sal.
Calorías 390 kcal / 100gr
Proteína 23.5 gr / 100gr
Grasa 0.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 60 gr / 100gr
Índice glucémico 40

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Limpiar los chocos y trocearlos en cuadraditos. Reservar.

En una cazuela, pochar la cebolla ya picada. Una vez pochada, añadir el pimentón y refreírlo ligeramente, vigilando que éste no se queme. Incorporar los chocos, las habas y el vino.

Habas con choco

 Así lo cocinamos

Mientras, majar en un mortero los ajos crudos y los cominos. Añadir a la cazuela, junto con el laurel, y rehogar, con la tapadera puesta, a fuego lento durante 1/2 hora. Seguidamente, añadir los 2 vasos de agua y dejar hervir durante 1 hora.

Si se quiere espesar la salsa, añadir una cucharada de harina tostada previamente.

 Trucos y Consejos

El choco se puede adquirir fresco o congelado durante todo el año. Para saber si está fresca, su carne de color blanco nacarado o blanco pálido debe ser brillante, su consistencia firme, y al tacto debe estar húmeda y suave.
Al igual que el calamar y similares, lo común es cocinarlo en su tinta o enharinada y a la plancha. Los chocos o sepias a la plancha también son una receta de gran consumo en nuestro país, particularmente en el sur de la península y en las Islas Canarias, donde se sirven junto con las típicas papas arrugadas y salsas canarias como los mojos.

 

 Información Nutricional

El choco contiene propiedades nutritivas similares al pescado y un adecuado balance de grasas, fundamentalmente insaturadas. El agua es abundante en este molusco, al igual que las proteínas. De escaso valor calórico, el choco contiene vitamina B3 y B12, fósforo, potasio y magnesio. 
Las habas aportan hidratos de carbono, proteínas, fósforo, magnesio y hierro, siendo estos valores más altos en el haba seca que en la fresca. El aporte de hidratos de carbono oscila entre un 55 ó 60%, siendo normalmente el almidón el componente mayoritario. Su elevado aporte de fibra facilita la movilidad intestinal y evita la retención fecal en el organismo, aunque también favorece la flatulencia. El contenido en grasa de las habas es casi nulo. Es buena fuente de vitaminas del complejo B. En cuanto a los minerales, destacan el potasio, el fósforo, el magnesio y el zinc, además de una cantidad apreciable de hierro.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina