Propias de Oriente Medio, las habas se consumen desde hace milenios en los países mediterráneos
½ kg. de habas baby
1 cebolla
1 diente de ajo
100 gr. de jamón serrano en taquitos
aceite de oliva virgen extra
½ vaso de vino blanco
sal
pimienta
hierbabuena
4 huevos y vinagre.
Calorías 390 kcal / 100gr
Proteína 23.5 gr / 100gr
Grasa 0.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 60 gr / 100gr
Índice glucémico 40

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Desgranamos las habas y las reservamos.

Picamos la cebolla y el ajo y los pochamos en una sartén con aceite junto con las habas desgranadas. Salpimentamos. Cuando comience a dorar, añadimos el vino blanco y dejamos hervir hasta que se evapore el alcohol y las habas estén tiernas.

Servimos las habas con jamón en un plato. Encima colocaremos el huevo escalfado.

Habas con jamón

 Así lo cocinamos

Para el huevo escalfado: Cascar un huevo e introducirlo en un cazo con agua hirviendo junto con una pizca de sal y un chorreón de vinagre. Cuando el huevo esté en su punto, lo sacamos con una espumadera y escurrimos.

 

 Trucos y Consejos

El vinagre que empleamos para escalfar el huevo hace que la clara de éste quede recogida y no se expanda. Durante el escalfado no conviene que el agua hierva con demasiada intensidad, pues el huevo podría romperse.

 

Las habas Baby son las más tiernas. Si las usamos, el plato nos quedará más fino.

 Información Nutricional

Las proteínas del huevo convierten a esta receta en un plato muy completo, ya que también cuenta con los hidratos de carbono complejo que aportan las habas. Las personas con problemas de colesterol o de sobrepeso han de tener en cuenta que es en la yema del huevo donde se concentran sus grasas, sin embargo, al ir escalfados, el aporte calórico es menor que si se añadieran fritos.

Las habas son muy ricas en fibra y una pequeña cantidad de este alimento provoca sensación de saciedad. Además, ayudan a regular el tránsito intestinal.

La cebolla es rica en antioxidantes y el jamón ofrece un aporte extra de proteínas al plato. Hay que tener en cuenta que, al ser un producto curado, no es necesario añadir mucha sal extra a la receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina