Puedes completar aún más esta hamburguesa con unas lonchas de beicon
1 pan de hamburguesa
750 gr. de cordero picada
perejil fresco picado
2 dientes de ajo
1 huevo
pimienta negra
1 cebolla
ketchup
1 loncha de queso gruyer
1 tomate
1 patata
unas hojas de lechugas verdes
aceite de oliva y sal.
Calorías 178 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 11.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Aquí tenéis una de esas combinaciones que tanto gustan a los niños. Si quieres darle una hamburguesa, hazlo con ingredientes de lo más saludables y hechos en casa.

Hamburguesa de cordero con cebolla frita y patatas chips

 Así lo cocinamos

Para hacer la hamburguesa, mezclamos la carne con el perejil, el ajo picado, la sal, la pimienta y el huevo.

Cuando esté todo bien mezclado le damos a la masa forma de hamburguesa y lo pasamos por una sartén con un poco de aceite de oliva y sal.

Para hacer la cebolla frita, cortamos una cebolla en juliana, la enharinamos y la pasamos por la sartén con abundante aceite. Sacamos y ponemos en un plato con papel absorbente.

Para hacer las patatas chips, pelamos la patata y con la ayuda de una mandolina hacemos unas rodajas muy finitas. En una sartén las freímos y ponemos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

A continuación montamos el plato. Abrimos el pan de hamburguesa por la mitad, colocamos unas rodajas de tomate, una capa de lechugas verdes lavadas, la hamburguesa, una loncha de queso gruyer y por último, la cebolla frita y tapamos. Sirve con un poco de ketchup y las patatas chips.

 Trucos y Consejos

Añade unas lonchas de beicon para darle más sabor a esta rica hamburguesa.

 Información Nutricional

La carne de cordero es rica en ácidos grasos saturados, y ello hace que sea una de las carnes más jugosas y sabrosas. El cordero aporta además proteínas de buena calidad, hierro y minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio. Pero eso sí, debe ser consumido con precaución por las personas con problemas cardiovasculares.

El queso va a aumentar el contenido calórico de la receta.

La patata, por su parte, destaca por su alto contenido en hidratos de carbono complejos. Las personas diabéticas deben consumir moderadamente este alimento, ya que un exceso puede provocar descompensaciones en los niveles sanguíneos de glucosa. La patata aporta una pequeña cantidad de grasa, pero en este caso, al ir frita, aumenta su contenido calórico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina