las frambuesas van a aportar una importante cantidad de fibra, la cual nos va a ayudar a mejorar el tránsito intestinal
1 lámina de masa de hojaldre congelada, 300 gr. de frambuesas, 150 gr. de grosellas, unas hojas de menta para decorar, un bote de nata montada Para la crema pastelera: litro de leche, 2 vainas de vainilla natural, 200 gr. de azúcar, 100 gr. de maizena, 12 yemas de huevo y 50 gr. de mantequilla.
Calorías 43 kcal / 100gr
Proteína 1.3 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.8 gr / 100gr
Índice glucémico 25

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

El postre que os proponemos hoy es realmente fácil de hacer. Tiene una presencia muy colorida y hará las delicias de los más pequeños, que encontrarán muy atractivo este plato.

Hojaldre de frutas rojas

 Así lo cocinamos

Descongela la lámina de hojaldre a temperatura ambiente. Una vez descongelada, córtala en ocho rectángulos de 15 cm por 10 cm, los cuales pincharemos con un tenedor. Introdúcelos en el horno, precalentado a 180ºC, hasta que queden bien dorados. Sácalos del horno y déjalos templar.

Para la crema pastelera, abre las vainas de vainilla por la mitad y extrae, raspando con la punta de un cuchillo, sus semillas. Añade las semillas de la vainilla, junto con las vainas vacías, en un cazo con el litro de leche y llévalo a ebullición.
Tamiza la maizena y mézclala con el azúcar. Ahora añade las yemas de huevo y bate enérgicamente al tiempo que añadimos un chorrito de leche hervida. Agrega la mezcla obtenida sobre la leche caliente y sigue batiendo con la varilla para que no se nos cuajen las yemas. Una vez obtengamos una crema suave y sin grumos, la verteremos en un bol, dejamos templar, añadimos la mantequilla y removemos bien para que nos quede muy cremosa. Tapa el bol con film transparente e introduce en el frigorífico.

Extiende una buena cantidad de crema pastelera (ya fría) sobre cuatro de los hojaldres horneados. Ahora dispón sobre la crema pastelera unas cuantas frambuesas. Tapa con los otros cuatro hojaldres y cubre éstos con la nata montada bien fría. Por último, coloca sobre la nata unas cuantas grosellas y unas hojas de menta para decorar.

 Trucos y Consejos

Nosotros hemos empleado para esta receta una nata montada en spray, que se puede encontrar en cualquier establecimiento. De todas formas, si quieres darle un toque más casero al postre, puedes montar la nata tú mismo.

 Información Nutricional

Los postres generalmente son platos con una importante concentración calórica debido a la presencia de cantidades notables tanto de gasa como de azúcar. La crema catalana no es una excepción, y aunque no hay ningún problema en disfrutar de forma esporádica de este sabroso postre, conviene no abusar de su consumo. La presencia de yema de huevo hace que el contenido de grasa y colesterol sea considerable, del mismo modo que ocurre con el azúcar, protagonista de un buen número de postres.
Por su parte, las frambuesas van a aportar una importante cantidad de fibra, la cual nos va a ayudar a mejorar el tránsito intestinal. Pero quizás sea su alto contenido en vitamina C lo que hace que esta fruta sea tan beneficiosa para la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina