Aunque el aspecto de la horchata puede recordar al de la lecche, sus valores nutritivos son bien distinto
1 kg. de chufas
1 kg. de azúcar
5 litros de agua y canela de rama.
Calorías 97 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 2.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 17 gr / 100gr

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

No tienes curiosidad por saber cómo se elabora la horchata de chufa?
A continuación te explicamos el proceso de elaboración de esta bebida obtenida de la chufa, un fruto seco que ya empleaban los egipcios y que fue introducido en España por los árabes.

Horchata de chufas

 Así lo cocinamos

Lo primero que debemos hacer es lavar las chufas varias veces con agua.
Una vez las tengamos completamente limpias, déjalas en remojo en agua fría durante 12 ó 14 horas.
Transcurrido ese tiempo, vuelve a lavarlas bien, cambiando el agua hasta que ésta salga totalmente clara. Escurre las chufas.
Machácalas en un mortero, echando un poco de agua al majarlas para que no suelten aceite.
A la pasta de chufas obtenida le añadiremos el agua y una rama de canela. Dejar reposar en el frigorífico durante dos horas.
Incorpora ahora el azúcar removiendo bien para que ésta se disuelva completamente.
El siguiente paso consistirá en pasarlo todo por un colador. Acto seguido lo pasaremos por un lienzo fino, previamente humedecido con agua, colocado sobre el colador.
Obtendremos así un líquido lechoso que reservaremos en el frigorífico para servirlo bien frío.

 Trucos y Consejos

También podemos servir la horchata como un granizado. Para ello, introdúcela en el congelador y ve rascando la superficie de ésta a medida que se vaya congelando.

 Información Nutricional

La composición nutricional de la horchata de chufa destaca por su alta presencia de hidratos de carbono. También contiene pequeñas cantidades de  grasas insaturadas, proteínas y minerales, tales como el magnesio, el fósforo, el calcio y el hierro.
El aspecto de la horchata puede recordar al de la leche. Sin embargo, sus valores nutritivos son bien distintos. En comparación con la leche, la horchata no contiene lactosa, ni tampoco colesterol. Además las grasas presentes en la horchata son insaturadas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina