Para elaborar este plato nos hemos servido de una buena variedad de hortalizas, las cuales van a aportarnos un importante cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante
Una cebolla
2 dientes de ajo
1 berenjena
1 calabacín
2 patatas
2 tomates
150 gr. de judías verdes
una cucharadita de comino
una cucharadita de jengibre
1 pimiento rojo
aceite de oliva y sal.

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Os presentamos hoy aquí un vitaminado y entonador plato de hortalizas estofadas, una receta ideal para combatir el frío ahora que se avecina el invierno.

Hortalizas estofadas

 Así lo cocinamos

Corta la cebolla, el calabacín, la berenjena, el tomate y la patata en cubos más o menos grandes. Las judías verdes las cortaremos por la mitad, cortándoles los extremos de las vainas. El pimiento rojo córtalo en tiras.
Comienza rehogando la cebolla y el ajo picado en una cazuela con un chorreón de aceite de oliva. Cuando la cebolla haya comenzado a sudar, incorpora el calabacín, la berenjena y la patata troceada. Rehoga el conjunto durante un par de minutos.
Es el momento de incorporar las judías verdes y el tomate troceado. Continúa rehogando y condimenta con el comino, el jengibre y la sal.
Por último, agrega el pimiento rojo y rehógalo junto con el resto de ingredientes.
Añade agua hasta casi cubrir las hortalizas y deja cocer con la tapadera hasta que la patata esté bien tierna.
Servir caliente.

 Trucos y Consejos

Si quieres darle un toque especial a este estofado, añádele una copita de manzanilla justo antes de verter el agua.

 Información Nutricional

La receta que acabamos de cocinar es perfecta para consumir en los fríos días de invierno.
Para elaborar este plato nos hemos servido de una buena variedad de hortalizas, las cuales van a aportarnos un importante cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante. Estas últimas son muy beneficiosas para la salud, pues nos defienden contra los radicales libres presentes en el entorno, potenciando así nuestro sistema inmunológico y ayudándonos a reducir el riego de padecer enfermedades de carácter degenerativo.
Las patatas van a constituir el elemento energético de nuestra receta, pues éstas son ricas en hidratos de carbono complejos (almidón).

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina