Una receta muy completa y ligera, ideal para niños
200 gr. de hojas de espinacas
100 gr. de guisantes finos
4 huevos
25 gr. de margarina y sal.
Calorías 162 kcal / 100gr
Proteína 12.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Limpiamos las espinacas en el grifo con agua fría.
En una cazuela colocamos los guisantes y las espinacas limpias, cubrimos de agua y ponemos la cazuela al fuego suave hasta que comience a hervir.

Huevo escalfado sobre cremita de espinacas y guisantes

 Así lo cocinamos

Dejamos cocer durante 10 minutos a hervor suave.
Escurrimos parte del agua, añadimos la margarina y seguimos cociendo hasta que la margarina ligue las verduras.
Ponemos a punto de sal y reservamos.
Disponemos una cazuela con agua hirviendo y un poco de sal.
Introducimos de uno en uno los huevos cascados como si fuésemos a freír pero en vez de utilizar aceite utilizamos agua hirviendo con una pizca de sal. Sacamos los huevos cuando se haya cuajado la clara alrededor de la yema.
Presentamos la sopita de espinacas y guisantes en platos individuales y sobre estos el huevo escalfado al que romperemos la membrana de la yema para que se vea la yema líquida al servir en la mesa.
Servimos caliente inmediatamente decorando con alguna ramita de cebollino.

 Información Nutricional

El huevo es un alimento repleto de proteínas y cuyo contenido graso se concentra únicamente en la yema. En ella predominan los ácidos grasos saludables, como el linolénico. Cada huevo contiene unos 245 mg de colesterol, sin embargo, una persona sana no tiene porqué limitar su consumo.
El guisante, por su parte, está ncompuesto en su mayor parte por proteínas vegetales e hidratos de carbono complejos (almidón), por lo que se convierte en un alimento muy energético. Además, su piel va a aportar una buena cantidad de fibra.
En cuanto a las espinacas, contienen una buena y variada cantidad de vitaminas y minerales. Entre estos últimos debemos resaltar la presencia del calcio y el magnesio. Además, aportan a nuestro organismo sustancias de acción antioxidantes, que nos ayudan a prevenir enfermedades de carácter degenerativo.
Nos encontramos, por tanto, ante un plato muy completo, ideal para niños, ya que es muy energético y agradable a la vista.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina