Una vez fritos, pon los huevos sobre un trozo de papel absorbente para eliminar el aceite sobrante y retirar el exceso de grasa.
8 huevos
1 cebolla
¼ kg. de carne de pollo cocida o asada
pan rallado
pimienta
1 vaso de leche
aceite de oliva y sal
Calorías 162 kcal / 100gr
Proteína 12.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os proponemos una manera diferente de consumir huevo: mezclados con una rica bechamel y empanados. Esperamos que os gusten.

Huevos empanados

 Así lo cocinamos

En una sartén con aceite de oliva freímos los huevos. Reservamos.

Aparte, en otra sartén con un poco de aceite de oliva doramos la cebolla muy picada. Hecho esto, añadimos la carne también picada, sal y pimienta. Salteamos durante unos minutos.

Añadimos tres cucharadas de harina. Rehogamos durante un minuto y echamos la leche.

Cocemos a fuego lento hasta que hierva y resulte una bechamel espesa. Apartamos del fuego.

Vamos colocando cada huevo entre dos capas de bechamel. Dejamos enfriar.

Finalmente rebozamos cada porción en huevo y pan rallado y los freímos en abundante aceite de oliva muy caliente. Servimos los huevos empanados inmediatamente acompañados de patatas fritas.

 Trucos y Consejos

Una vez fritos, pon los huevos sobre un trozo de papel absorbente para eliminar el aceite sobrante y retirar el exceso de grasa.

 Información Nutricional

El huevo está formado por tres estructuras de diferente composición: la clara, la yema y la cáscara. La clara supone el 57% del peso total y se compone, en su mayor parte, de agua y proteínas. La yema constituye el 31% del peso total y contiene principalmente grasas y proteínas.

El interés nutricional de los huevos reside sobre todo en su aportación de proteínas, que tienen un elevado valor biológico. Estas proteínas son ricas en aminoácidos esenciales y el equilibrio entre estos aminoácidos es muy bueno, lo que permite considerar la proteína del huevo como una proteína de referencia.

La yema, si bien posee grasas, suponen de 4 a 4,5 gramos por unidad, de las cuales 1,5 gramos son grasa saturada y el resto insaturada, estando presente el ácido graso esencial, el ácido linolénico. Esta relación en el contenido de ácidos grasos (saturados/insaturados) hace del huevo un alimento cardiosaludable, a pesar de que su contenido en colesterol sea un poquito elevado.

Otros nutrientes destacables en el huevo son las vitaminas liposolubles A, D, E y otras vitaminas hidrosolubles del grupo B: tiamina (B1), riboflavina (B2), piridoxina (B6) y cobalamina (B12). De hecho, las yemas de huevo son uno de los pocos alimentos que naturalmente contienen vitamina D de forma natural.

Asimismo, están presentes minerales como hierro, fósforo, sodio (el huevo es uno de los alimentos de origen animal más ricos en este mineral), zinc y selenio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina