Una vez cocinado, podemos convertir este plato en un revuelto añadiendo algunos huevos batidos y cuajándolos antes de retirar el guiso del fuego.
1 kg. de judías verdes
4 dientes de ajo
1 cebolla
150 grs. de jamón serrano
3 tomates
aceite de oliva y sal
Calorías 37 kcal / 100gr
Proteína 2.3 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.2 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Con este tradicional y sencillo plato estamos aportando a nuestros comensales los beneficios de las judías con el sabroso toque del jamón. No dejéis de probarlo.

Judías con jamón

 Así lo cocinamos

En una sartén con aceite de oliva ponemos a freír la cebolla y los ajos picados. Cuando pochen, agregamos los tomates rallados. Dejamos que termine de hacerse el sofrito y reservamos.

Una vez troceadas y cocidas las judías verdes, las colocamos ya escurridas en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Las freímos durante diez minutos.

Añadimos el sofrito que teníamos reservado. Rehogamos durante cinco minutos. Añadimos el jamón serrano picado. Rehogamos las judías con jamón durante un par de minutos más y servimos.

 Trucos y Consejos

Una vez cocinado, podemos convertir este plato en un revuelto añadiendo algunos huevos batidos y cuajándolos antes de retirar el guiso del fuego.

 Información Nutricional

Las judías verdes se pueden consumir frescas o congeladas. Son un alimento completo que ayuda a cuidar la nutrición y la salud. Constituyen una de las hortalizas más importantes a la hora de aportar nutrientes esenciales al organismo. Tienen un escaso valor calórico, algo de hidratos de carbono y también un interesante conjunto de minerales.

Las judías verdes son versátiles y completas a la hora de aportar nutrientes a tu organismo. De hecho, son muy valoradas en las dietas, debido a su escaso aporte calórico (algo así como 30 calorías por cada 100 gramos) y, al mismo tiempo, por su contenido de hidratos de carbono y proteínas. Además son ricas en fibra. Dentro del apartado de los minerales, los nutrientes esenciales que aporta este vegetal son el potasio y el calcio. También contienen yodo, fósforo, hierro y magnesio, entre otros.

En cuanto a las vitaminas, las judías verdes se caracterizan por tener una buena cantidad de vitamina C y también de folatos, esenciales para los glóbulos blancos y rojos.

Uno de los beneficios de comer judías verdes es ayudar a tratar afecciones como gota, cálculos en los riñones, artritis, la hipertensión arterial y la diabetes, ayudan a regular el colesterol, a eliminar líquidos del cuerpo y previenen la anemia. También colaboran en el tratamiento del estreñimiento.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina