Los judiones son alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas, si bien son pobres en grasa, por lo que pueden ser incluidos en la dieta de cualquier persona sana
4 perdices limpias
1 cebolla
3 dientes de ajo
2 tomates
1 pimiento verde
1 guindilla
150 dl de vino blanco
1 l de agua
1/2 dl de aceite de oliva
½ cucharada de pimentón dulce
pimienta y sal.
Calorías 110 kcal / 100gr
Proteína 22 gr / 100gr
Grasa 2.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Los judiones de La Granja son una variedad de judía de gran tamaño que se cultiva en La Granja de San Ildefonso, Segovia.
Se cuenta que la judía proviene de América, en concreto de Uruguay, y pudo ser traída por Isabel de Farnesio, mujer de Felipe V, para alimentar a los faisanes que cuidaba en los jardines de la Granja de San Ildefonso.

 Así lo cocinamos

Lo primero que debes hacer es poner los judiones en remojo la noche anterior.
Salpimenta y dora las perdices hasta que queden bien doradas.
Ahora sofríe las verduras. Cuando estén bien pochadas, añade el vino blanco y deja reducir a la mitad.
Agrega ahora la guindilla y el pimentón dulce. Cocina este sofrito a fuego muy suave.
Mientras, cuece los judiones en agua con sal. Añade las perdices y deja cocer hasta que estén bien tiernas.
Incorpora el sofrito a los judiones y las perdices y cocina hasta que adquiera el punto deseado.
Vierte un buen cazo de judiones en un plato sopero y sobre éste coloca una perdiz.

 Trucos y Consejos

Lo ideal es tener este plato preparado del día anterior. Así, el guiso se habrá asentado y estará mucho más sabroso.

 Información Nutricional

Los judiones son alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas, si bien son pobres en grasa, por lo que pueden ser incluidos en la dieta de cualquier persona sana. Además su alto contenido en hidratos de carbono, los convierte en alimentos especialmente indicados para niños y deportistas ya que constituyen una buena fuente de energía. En este caso, al acompañar los judiones con diferentes verduras y hortalizas, el contenido en vitaminas y minerales del plato aumenta, así como la presencia de fibra y sustancias antioxidantes.
En cuanto a las perdices, al igual que casi todas las aves, son de carne magra y su grasa se contiene principalmente en la piel. Aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales como el potasio o el hierro.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina