El atún que hemos incorporado a nuestro sofrito destaca por su aporte de grasas insaturadas (omega-3), proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales como el hierro
200 gr. de setas de cardo, 1 paquete de pasta de lasaña, 2 cebollas, 1 berenjena, 1 calabacín, 500 gr. de tomate frito, 3 latas de atún en aceite de oliva y 100 gr. de queso rallado. Para la salsa bechamel: 1 litro de leche, 25 gr. de mantequilla, 50 gr. de harina, ½ cebolla, nuez moscada, sal y pimienta blanca molida.
Calorías 83 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 1.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.7 gr / 100gr
Índice glucémico 5

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

A continuación os cocinamos una deliciosa lasaña. Esta receta, además de ser muy fácil de preparar, nos va a permitir beneficiarnos de todos los nutrientes de las verduras y el atún.

Buen provecho!

Pica una cebolla y póchala con un poco de aceite de oliva. Añade ahora el tomate frito, reservando cuatro cucharadas del mismo. Cocina unos minutos e incorpora el atún bien escurrido. Cuece durante 2 minutos más y reserva.
Corta ahora en dados la cebolla, la berenjena y el calabacín. Las setas las cortaremos en juliana. Pon a pochar la cebolla, añadiendo a continuación el calabacín, la berenjena y las setas. Cocina las verduras, pero no demasiado, pues éstas deben quedar un poco al dentes. Añade el tomate restante y pon a punto de sal. Une este sofrito al anteriormente elaborado con atún.
Cuece las placas de lasaña en una olla con abundante agua hirviendo, sal y un chorreón de aceite.
En una bandeja de horno engrasada con aceite de oliva vamos a colocar una base de pasta. Sobre ésta colocaremos una capa de sofrito de verduras y atún. Continuamos con una nueva capa de pasta y otra de sofrito. Por último, disponemos otra capa de pasta y cubrimos con la salsa bechamel.
Introduce en el horno hasta que la superficie quede bien dorada.

Lasaña de atún y verduras

 Así lo cocinamos

Prepara la salsa bechamel: Vierte la leche en un cazo y ponla a calentar. Mientras, funde la mantequilla en una cazuela, añade la cebolla picada y una pizca de sal. Una vez tengas la cebolla bien pochada, añade la harina y rehóagala durante un par de minutos. Ve incorporando ahora la leche caliente poco a poco, siempre sin dejar de remover con la varilla. Agrega una pizca de nuez moscada y salpimenta. Cocina la salsa a fuego suave durante 15 minutos, sin dejar de remover.

 Trucos y Consejos

Si lo deseas, puedes espolvorea la lasaña con queso rallado justo antes de introducirla en el horno.
Hoy en día podemos encontrar en los comercios pasta para lasaña precocida. Ésta no hace falta que la cozamos previamente sino que bastará con ponerlas en remojo unos instantes. Se terminan de cocer en el horno.

 Información Nutricional

La lasaña es una de las múltiples maneras que existen de preparar la pasta.
En esta ocasión hemos optado por intercalar capas de pasta con capas de verduras y atún.
Las verduras van a aportar al plato una buena cantidad de vitaminas, fibra, minerales y sustancias de acción antioxidante. Estas últimas van a potenciar nuestro sistema inmunológico, ayudándonos así a combatir el efecto nocivo de los radicales libres que se encuentran en nuestro entorno.
El atún que hemos incorporado a nuestro sofrito destaca por su aporte de grasas insaturadas (omega-3), proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales como el hierro.
La pasta, por su parte, enriquecerá la receta con hidratos de carbono.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina