Por su contenido en purinas, los calamares están contraindicados en caso de hiperuricemia (gota)
12 placas de pasta para lasaña
1 calamar de ½ kg.
1 calabacín
100 gr. de judías verdes
pimienta negra recién molida
sal
parmesano rallado y perejil picado.
Calorías 80 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.7 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os presentamos una lasaña diferente. Este plato, original y sabroso, resulta además muy completo desde el punto de vista nutricional, pues en él podemos encontrar una buena variedad de grupos de alimentos, tales como el marisco, las verduras y la pasta.

 Así lo cocinamos

Antes que nada, pon a cocer las placas de pasta en una olla con abundante agua hirviendo y sal. Una vez estén “al dente”, escúrrelas y pásalas a un recipiente con agua y hielo para evitar que se sigan cociendo.
Retírales las puntas a las judías verdes y pícalas. El calabacín también lo picaremos finamente.
Limpia el calamar y córtalo en tiras, las cuales cortaremos a su vez en daditos pequeños.
En una sartén muy caliente con un poco de aceite de oliva saltearemos los daditos de calamar previamente salpimentados. Una vez éstos estén bien dorados, incorpora a la sartén las judías y el calabacín ya picados. Saltea el conjunto durante 5 minutos, apaga el fuego y reserva.
Con la ayuda de un molde montaremos la lasaña, intercalando capas de pasta con el salteado anteriormente elaborado. Recuerda que debes comenzar y terminar con pasta.
Una vez tengas la lasaña montada, espolvoreamos con parmesano rallado y perejil picado.

 Trucos y Consejos

Esta lasaña puedes prepararla igualmente con choco, que es también muy tierno.
Para aportar un poco de jugosidad al plato, puedes acompañar esta lasaña con un poco de salsa de tomate casera.

 Información Nutricional

El protagonista indiscutible de esta receta es el calamar, un cefalópodo rico en proteínas y con un contenido en grasa muy bajo. Además, la mayor parte de esta grasa es omega 3, a la cual se le atribuyen propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular. En cambio, se ha de tener en cuenta que muestran una concentración de colesterol nada despreciable, cercana a los 300 mg. por cada 100 gr. de este alimento, es decir, la cantidad máxima diaria recomendada en una dieta saludable. Por su contenido en purinas, los calamares están contraindicados en caso de hiperuricemia (gota).
En esta lasaña también encontramos judías verdes y calabacín, que van a enriquecer la receta con una importante cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante.
La pasta, además, va a completar el plato con hidratos de carbono complejos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina