La cigala es un crustáceo que posee un alto valor nutritivo, pues aporta una importante cantidad de proteínas de calidad y su contenido en grasa es muy bajo
12 placas de lasaña
12 cigalas
1 cebolleta
1 puerro
1 zanahoria
1 tomate maduro
20 ml. de manzanilla
100 ml. de nata
una cucharadita de mostaza en grano
aceite de oliva y sal.
Calorías 85 kcal / 100gr
Proteína 17.7 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Si os gusta la pasta y el marisco, esta es vuestra receta. Su elaboración es algo laboriosa, aunque el resultado y el sabor conseguidos bien merecen tanto esfuerzo. Esperamos que la disfrutéis!

Lasaña de cigalas

 Así lo cocinamos

Pon a cocer las placas de lasaña en una olla con abundante agua hirviendo y sal. Cuando estén “al dente”, pásalas a un recipiente con agua y hielo, escúrrelas y deposítalas sobre un paño de cocina limpio y seco.
Las cigalas las cocinaremos por ambas caras en una sartén o plancha muy caliente y con unas gotas de aceite de oliva. Una vez cocinadas, pélalas y reserva las colas. A las cabezas les extraeremos sus jugos y el coral para mezclarlo junto con la mostaza y el aceite de oliva en un bol. Ahora varillea hasta emulsionar. Reservamos.
Sofríe la cebolleta y el puerro, todo ello muy bien picado, en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez esté todo bien pochado, agrega la zanahoria picada. Continúa rehogando durante un par de minutos e incorpora el tomate cortado en daditos. Salpimenta, añade un chorrito de manzanilla y cocina a fuego suave durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo, añade la nata líquida, mezcla y cocina otros 2 minutos más.

Montaje del plato: Sobre una de las placas de lasaña cocidas colocaremos una cucharada del sofrito anteriormente elaborado. Sobre éste disponemos otra placa de pasta y un poco más de sofrito. Ahora colocamos tres colas de cigala peladas y tapamos con una tercera lámina de pasta. Ya sólo nos queda cubrir nuestra lasaña con la salsa que preparamos con las cabezas de las cigalas y decorar con unas hierbas aromáticas.

 Trucos y Consejos

Procura no cocinar demasiado las cigalas, pues podrían perder su jugosidad.

 Información Nutricional

La cigala es un crustáceo que posee un alto valor nutritivo, pues aporta una importante cantidad de proteínas de calidad y su contenido en grasa es muy bajo. Eso sí, también destaca por su elevado aporte de colesterol y purinas, por lo que no deberán abusar de su consumo aquellas personas que padezcan de hiperurcemia (gota).
La pasta va a aportar en esta receta los hidratos de carbono, confiriéndole al plato su carácter energético.
En cuanto al sofrito de verduras, aportarán una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina