La pasta es un alimento que presenta multitud de preparaciones, es rica en hidratos de carbono y apenas contiene grasa
8 placas de pasta para lasaña
1 cebolla grande
1 calabacín
2 dientes de ajo
1 berenjena
200 gr. de champiñones frescos y laminados
6 espárragos verdes
150 gr. de queso rallado para gratinar
½ litro de salsa bechamel
aceite de oliva y sal.
Calorías 346 kcal / 100gr
Proteína 11.9 gr / 100gr
Grasa 2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 74.8 gr / 100gr
Índice glucémico 75

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La lasaña es una de las múltiples maneras que existen de preparar la pasta. Por los ingredientes que la componen, nos encontramos ante una de las variantes de este plato más ligeras, si la comparamos con la clásica lasaña rellena de carne y queso.

Lasaña de espárragos y champiñones

 Así lo cocinamos

Antes de ponernos a elaborar el relleno de la lasaña, pon a cocer las placas de pasta en una olla con abundante agua hirviendo y sal.
Mientras se cuece la pasta, pon a sofreír en una sartén con un poco de aceite de oliva la cebolla, el ajo, la berenjena y el calabacín, todo ello finamente picado.
Cuando las hortalizas estén bien tiernas y la cebolla presente una apariencia translúcida, incorpora al sofrito los champiñones laminados. Rehoga el conjunto a fuego moderado durante 10 minutos.
Una vez la pasta se encuentre “al dente”, sumérgelas en un recipiente con agua y hielo para así evitar que se siga cociendo.
En molde rectangular para horno, dispón una capa de pasta. Sobre ésta extendemos una capa del sofrito anterior y tres espárragos verdes cocidos. Repite la operación hasta terminar con una capa de pasta.
Por último, cubrimos la lasaña con una salsa bechamel ligera y espolvoreamos con abundante queso rallado.
Introduce la lasaña en el horno (a 180ºC) hasta que el queso quede bien fundido y dorado.

 Trucos y Consejos

Para ahorra tiempo y agua puedes cocer los espárragos en el mismo agua de cocer la pasta. Como los queremos “al dente”, sólo los coceremos durante un par de minutos. Transcurrido ese tiempo, los pasaremos a un recipiente con agua y hielo para así frenar la cocción y potenciar su color verde.

 Información Nutricional

La pasta es un alimento que presenta multitud de preparaciones, es rica en hidratos de carbono y apenas contiene grasa, por lo que se convierte en una estupenda opción para aquellos que quieran llevar una alimentación sana y equilibrada.
Hoy preparamos una lasaña rellena de espárragos verdes y champiñones, entre otras verduras. Los espárragos, son ricos en agua y, a pesar de que su contenido proteico es bajo, es la verdura que mayor contenido de este nutriente posee. Además, tienen un elevado contenido en fibra, por lo que se convierte en un alimento perfecto para combatir el estreñimiento. En cuanto a los champiñones, se caracterizan por su gran aporte de minerales, pero también son ricos en purinas, por lo que aquellas personas que padezcan de hiperuricemia (gota) no deberán abusar de su consumo.
La salsa bechamel y el queso son ricos en grasa, por lo que van a elevar el contenido calórico del plato. Aún así, los ingredientes que predominan en esta receta son las hortalizas, que van a compensar ese valor calórico y van a aportar una importante cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina