El queso rallado con el cual se gratina nuestra lasaña aporta proteínas, grasa y calcio
600 gr. de espinacas frecas
400 gr. de gambas peladas
8 placas de lasaña precocinada
150 gr. de queso enmental rallado. Salsa de tomate: 100 gr. de cebollas
2 dientes de ajos
400 gr. de tomates
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de orégano seco
1 cucharadita de azúcar y sal.
Calorías 359 kcal / 100gr
Proteína 12.7 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 72.3 gr / 100gr
Índice glucémico 50

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Para elaborar la salsa de tomate, preparamos un refrito con la cebolla y el ajo. Una vez esté bien pochado, añadiremos el tomate troceado, una pizca de sal, el orégano y una cucharadita de azúcar.

Lasaña de espinacas y gambas

 Así lo cocinamos

Para la salsa de tomate, sofreímos la cebolla y el ajo cortados en juliana (tiras finas).
Añadimos los tomates abiertos en trozos, con una pizca de sal, el orégano seco.
Cocinamos, sin tapar, a fuego suave durante unos 15 minutos.
Transcurrido ese tiempo, pasaremos por el pasapurés y colaremos hasta conseguir una salsa de tomate bien fina.
Para el relleno: Cocemos las espinacas en abundante agua hirviendo con sal, sólo hasta que queden blandas, y las escurrimos.
Montaremos la lasaña en una fuente de cristal o de otro material apto para hornos. En la base de la fuente disponemos una capa de salsa de tomate. Luego, otra de espinacas con gambas peladas y, por último, una capa de láminas de lasaña. Repetimos varias capas en ese mismo orden, acabando con salsa de tomate y queso rallado.
Introducimos en el horno, previamente precalentado a 180 ºC, hasta que se dore la superficie.

 Trucos y Consejos

Para combatir la acidez que da el tomate natural a la salsa bastará con añadir una cucharadita de azúcar.
La lasaña conviene que la dejemos reposar unos 10 minutos antes de servirla. De esta manera se asentará y será más fácil de servir.

 

 Información Nutricional

La pasta de esta lasaña es rica en hidratos de carbono complejos, mientras que las espinacas y las gambas son buena fuente de vitaminas, minerales, proteínas y sustancias antioxidantes.
El queso rallado con el cual se gratina nuestra lasaña aporta proteínas, grasa y calcio.
En cuanto a la salsa de tomate, al estar elaborada con especias, permite la posibilidad de no añadir sal a la receta. Eso es una gran ventaja para aquellas personas que padecen de hipertensión o retención de líquidos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina