El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando la consumamos sin piel
4 pechugas de pollo
500 gr. de pasta para lasaña
½ litro de bechamel
100 gr. de queso parmesano
100 gr. de queso mozzarela
300 gr. de champiñones
2 dl. de caldo de pollo
2 dl. de aceite
100 gr. de cebolla roja
2 dientes de ajo
sal y pimienta.
Calorías 113 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 3.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La lasaña es una de las múltiples maneras que existen de preparar la pasta. Por la combinación de sus ingredientes, nos encontramos ante una receta muy completa desde el punto de vista nutricional, muy recomendable para ofrecer a los más pequeños de la casa.

 Así lo cocinamos

Cocinamos las pechugas en agua con el ajo macerado, y las troceamos una vez cocinadas.
Cocemos en agua con sal y aceite la pasta para lasaña hasta que quede al dente, aproximadamente 10 o 15 minutos.
El relleno: Picamos finamente la cebolla roja, pelamos y picamos los tomates y pochamos los dos ingredientes en el aceite.
Cuando están a punto agregamos un poco de caldo de pollo para ir formando una salsa, agregamos la salsa bechamel revolviendo constantemente, y cuando la salsa está hirviendo añadimos el pollo desmenuzado.
En una sartén aparte cortamos en láminas los champiñones y los sofreímos en aceite bien caliente.
Para construir la lasaña, engrasamos con mantequilla una placa de horno y colocamos una capa de pasta de lasaña ya cocida. Seguidamente agregamos una capa de salsa, una de champiñones, una de queso mozzarella, luego otra capa de pasta, salsa, champiñones, queso y así hasta llenar la placa. La última capa será de salsa, champiñones y queso.
Agregamos el queso parmesano por encima y metemos al horno precalentado a 250 ºC durante 20 minutos aproximadamente hasta que se dore.

 Trucos y Consejos

Si quieres darle un toque diferente y de clase a esta lasaña, usa pato confitado en lugar de pollo.

 Información Nutricional

El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando la consumamos sin piel. Además, contiene muy poca grasa y sus proteínas son muy fáciles de asimilar, por lo que es un alimento que está especialmente indicado para los niños, ancianos y todas aquellas personas que tengan el estómago delicado.
Las verduras van a aportar al plato una buena cantidad de vitaminas, fibra, minerales y sustancias de acción antioxidante. Estas últimas van a potenciar nuestro sistema inmunológico, ayudándonos así a combatir el efecto nocivo de los radicales libres que se encuentran en nuestro entorno.
La pasta, por su parte, va a enriquecer la receta con una buena cantidad de hidratos de carbono complejos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina