El salmón es muy rico en proteínas de alto valor biológico y en minerales, como el hierro
300 gr. de salmón fresco cortado en daditos
8 placas de pasta para lasaña
1 berenjena
1 calabacín
1 pimiento rojo de asar
50 gr. de harina
50 gr. de mantequilla
1 litro de leche
sal
pimienta negra
nuez moscada y parmesano rallado.
Calorías 191 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La lasaña que os presentamos a continuación resulta todo un acierto culinario, ya que combina un amplio abanico de alimentos, como el pescado, las verduras, la pasta o los lácteos, lo cual va a aportarnos una buena y variada cantidad de nutrientes.

 Así lo cocinamos

Cuece las placas de pasta en una olla con abundante agua hirviendo y una pizca de sal.
Cuando la pasta esté “al dente”, escúrrela y resérvala sobre un paño de cocina limpio y seco.
El pimiento rojo lo cortaremos en dos, mientras que la berenjena y el calabacín los cortaremos en láminas.
Introduce las verduras en el horno y cocínalas hasta que queden bien asadas.
Para la salsa bechamel: Pon a calentar la leche en un cazo. Mientras tanto, derrite la mantequilla en una cazuela y añádele la harina. Esta última debemos rehogarla con la mantequilla, pero sin que llegue a coger demasiado color. Cuando hayamos conseguido una pasta con la mantequilla y la harina (a esto se le llama roux), iremos vertiendo la leche caliente poco a poco y sin parar de remover para evitar la aparición de grumos.
Cocínala a fuego lento, y sin cesar de remover hasta que nos quede una salsa bien fina y homogénea. La salsa ya está lista, y sólo faltaría ponerla a punto de sal, pimienta negra y nuez moscada.
Ya podemos montar la lasaña, intercalando, a gusto de consumidor, las verduras con la pasta y los daditos de salmón.
Lo único que queda es cubrir la lasaña con la bechamel y espolvorear con abundante queso rallado.
Introduce en el horno hasta que la superficie de la lasaña quede bien dorada.

 Trucos y Consejos

Recuerda que el éxito de una buena bechamel consiste en cocinarla a fuego muy suave y sin cesar de removerla. Sólo de esta manera conseguiremos una salsa suave y fina.

 Información Nutricional

El salmón es un pescado azul muy rico en ácidos grasos. Estos ácidos grasos, popularmente conocidos como omega 3, nos van a ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. El salmón es además muy rico en proteínas de alto valor biológico y en minerales, como el hierro.
En la bechamel intervienen ingredientes como la harina y la mantequilla, que van a enriquecer esta salsa con energía procedente de los hidratos de carbono complejos y grasa, respectivamente. Por ello, nos encontramos ante una salsa algo calórica, si bien se puede reducir el contenido graso de la receta si empleamos leche desnatada.
Por su parte, las verduras asadas van a enriquecer el plato con una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y compuestos antioxidantes, muy beneficiosos para la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina