El lenguado es un pescado blanco, y como tal, es muy poco graso
1 lenguado limpio (sin espinas)
2 puerros
4 lonchas de jamón ibérico
el zumo de medio limón
100 ml. de vino blanco seco
sal
pimienta negra y aceite de oliva virgen.
Calorías 84 kcal / 100gr
Proteína 17.5 gr / 100gr
Grasa 1.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El lenguado es un pescado de carne blanca y sabor delicado. En esta receta lo cocinamos con jamón ibérico, consiguiendo así un contraste de sabores muy agradable.

Lenguado al vino blanco con puerros

 Así lo cocinamos

Lava bien los puerros bajo el grifo, trocéalos y sofríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez estén bien pochados los reservamos.
Unta una fuente de horno con aceite de oliva y dispón en ésta la mitad inferior del lenguado. Ahora coloca unas lonchas de jamón y tapa con la otra mitad del lenguado, como si de un bocadillo se tratara. Salpimenta, añade los puerros pochados y vierte el vino blanco y el zumo de limón.
Hornea a 180ºC hasta que el lenguado quede bien jugoso (unos 10-15 minutos).
Una vez fuera del horno, espolvorea con un buen puñado de perejil fresco picado.
Decora el lenguado con una juliana de puerro frito.

 Trucos y Consejos

Sabremos si el lenguado está en su punto cuando en la carne de éste aparezca una sustancia lechosa.

 Información Nutricional

El lenguado posee una carne de sabor muy suave, lo cual hace que sea muy apreciada entre los consumidores. Sus espinas son muy fáciles de retirar y su carne es muy tierna y de fácil digestión. Estas características convierten al lenguado en un pescado muy idóneo para ofrecer a niños y personas mayores.
El lenguado es un pescado blanco, y como tal, es muy poco graso. Es también una importante fuente de minerales, tales como el yodo, el fósforo, el potasio y el magnesio.
Al acompañarlo con jamón, el plato se verá enriquecido con proteínas animales, de alto valor biológico.
El puerro, por su parte, aportará una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina