Añade un poco de perejil picado al final de la cocción para darle un toque aromático al plato.
½ kg. de lentejas
100 gr. de panceta
100 gr. de chorizo
1 cebolla
1 tomate
3 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
1 hoja de laurel
pimienta
aceite de oliva
agua y sal
Calorías 350 kcal / 100gr
Proteína 23.1 gr / 100gr
Grasa 1.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 54.8 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Estas deliciosas lentejas estofadas suponen un plato nutritivo y reconstituyente, perfecto para ingerir una gran cantidad de nutrientes en un solo plato.

Lentejas estofadas

 Así lo cocinamos

En una olla ponemos a cocer las lentejas con la hoja de laurel, la pimienta y la sal, con agua que las cubra un dedo por encima, durante una hora a fuego lento.

Mientras y aparte, en una cazuela con aceite de oliva ponemos a freír la cebolla y los ajos picados. Cuando comiencen a dorarse añadimos el tomate rallado sin piel y la panceta troceada. Rehogamos durante cinco minutos. Agregamos el chorizo y el pimentón dulce.

Rehogamos un par de minutos más y echamos todo el sofrito a la olla.

Removemos todo muy bien y dejamos cocer las lentejas estofadas cinco minutos más. Retiramos del fuego y servimos.

 Trucos y Consejos

Añade un poco de perejil picado al final de la cocción para darle un toque aromático al plato.

 Información Nutricional

Las lentejas, igual que el resto de legumbres, se caracterizan por ser alimentos con una alta concentración de nutrientes. Son, además, una gran fuente de proteínas y también de hidratos de carbono, en concreto son ricas en almidón, un tipo de carbohidrato que proporciona gran cantidad de energía.

Otra ventaja de las lentejas es su aporte de fibra y su bajo contenido en lípidos, lo que las convierte en aliadas de quienes han de hacer dieta para controlar su peso.

Además, esta legumbre es rica en vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C y E. Posee minerales como cinc, potasio, fósforo, calcio, hierro, magnesio y sodio y otros nutrientes esenciales como ácido fólico y antioxidante que protege a las células de nuestro organismo contra la oxidación.

Entre sus beneficios destaca ser un excelente remedio frente al estreñimiento, los trastornos de colon y las enfermedades cardiovasculares, ya que la fibra consigue mantener equilibrados los niveles de colesterol en sangre.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina