La carne de liebre, al igual que la del conejo, es rica en proteínas con un bajo contenido en grasas
1 liebre
3 cebollas
1 cabeza de ajos
2 puerros
2 zanahorias
2 tomates maduros
1 litro de vino tinto
un vaso de brandy
250 ml. de aceite de oliva
una ramita de hinojo
2 hojas de laurel
tomillo
romero
perejil fresco
harina para rebozar
pimienta negra y sal.
Calorías 114 kcal / 100gr
Proteína 21.6 gr / 100gr
Grasa 3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Con el otoño aparece la temporada de caza, que nos permite deleitarnos con platos como este que os proponemos a continuación. Esta receta, típica del centro de la península, se sigue elaborando hoy día según la tradición y, al combinar carne con verduras, supone todo un acierto dietético. Buen provecho!

Liebre en adobo

 Así lo cocinamos

Limpia bien la liebre, guardando la sangre si se dispone para usarla más tarde.
Trocea la liebre, salpiméntala y dórala en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez dorados los trozos, retíralos de la cazuela y resérvalos.
En la cazuela anterior rehogaremos las verduras, las cuales habremos troceado previamente. Cuando estén bien pochadas, reincorpora la liebre a la cazuela junto con las hierbas aromáticas, el vino tinto y el brandy. Tapa y reserva en el frigorífico durante 24 horas.
Transcurrido el tiempo de reposo, enharina cada trozo de liebre y fríelos en abundante aceite de oliva caliente. Introduce de nuevo los trozos de liebre fritos en la cazuela, añade la sangre y deja cocer a fuego suave durante 2 horas.

 Trucos y Consejos

Si lo deseas, puedes pasar la salsa por el chino para que resulte más fina.

 Información Nutricional

La carne de liebre, al igual que la del conejo, es rica en proteínas con un bajo contenido en grasas. Su nivel de purinas es alto, por lo que su consumo excesivo aumenta los niveles de ácido úrico en la sangre. Aporta vitaminas del grupo B, incluyendo la B12 o Cobalamina, esencial para la síntesis de la hemoglobina y la elaboración de células. También es rica en calcio y hierro.
El vino tinto que hemos empleado para guisar esta liebre posee propiedades beneficiosas para el sistema cardiovascular, gracias a la presencia de los polifenoles, una sustancia que suprime la síntesis de la endotelina, un péptido culpable de que las arterias se contraigan.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina