Las verduras que componen el pisto nos obsequian con sustancias muy beneficiosas para la salud
800 gr. de lomo de bacalao desalado
harina
2 huevos batidos
1 cebolla
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 calabacín
1 berenjena
2 tomates maduros
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida.

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy presentamos el bacalao frito y con un acompañamiento de pisto tradicional, por lo que nos encontramos ante un plato muy completo, ideal para ofrecer a los más pequeños.

 Así lo cocinamos

El pisto: Corta todas las verduras en daditos. Sofríe la cebolla y los pimientos en una sartén con aceite de oliva. Una vez la cebolla y los pimientos se encuentren bien pochados, agrega el calabacín y la berenjena. Continúa rehogando durante 5 minutos. Ahora agrega los tomates rallados, salpimenta y sigue cocinando hasta que quede todo bien sofrito. Lo reservamos.
Corta el lomo de bacalao en bastones, pásalos por harina y huevo batido. Ahora fríelos en abundante aceite de oliva bien caliente. Una vez dorados, deposítalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
Emplata el bacalao frito y acompaña con un poco de pisto.

 Trucos y Consejos

Lo ideal es consumir el pisto al día siguiente de su elaboración, ya que éste resultará mucho más sabroso.

 Información Nutricional

El bacalao es un pescado blanco y, como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso. Éste es, además, una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.
Pero no olvidemos que la técnica culinaria empleada para cocinar el bacalao ha sido la fritura, por lo que el valor graso y calórico del plato va a verse incrementado de manera notable.
Las verduras que componen el pisto nos obsequian con sustancias muy beneficiosas para la salud como fibra, vitaminas y compuestos antioxidantes, entre los que destacan la vitamina C, los betacarotenos, el licopeno y los compuestos sulfurados.
El tomate y el pimiento pueden resultar fuertes para las personas con el estómago delicado, por lo que se recomienda prescindir de ellos o tomarlos con moderación, según la tolerancia individual.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina