El cabracho es un pescado semigraso que se caracteriza por su elevado contenido en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales
4 lomos de cabracho sin piel y sin espinas
2 tomates de ensalada
½ coliflor
aceite de oliva
vinagre balsámico y sal.
Calorías 91 kcal / 100gr
Proteína 19 gr / 100gr
Grasa 1.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El cabracho es conocido también como rascacio, kabrarroka o diablo de mar, por su extraño aspecto y su llamativo color rojo. Este pescado de gran sabor lo hemos acompañado hoy con una suave crema de coliflor y una vinagreta de tomate, todo un deleite para el paladar.

Lomo de cabracho con crema de coliflor y vinagreta de tomate

 Así lo cocinamos

Trocea la coliflor (desechando el tronco) y cuécela en una olla con abundante agua hirviendo y sal. Una vez esté bien cocida, la escurriremos e introduciremos en un vaso mezclador. Agrega un chorreón generoso de aceite de oliva y una pizca de sal. Tritura hasta conseguir una crema fina.
El tomate lo lavaremos y cortaremos en daditos de igual tamaño, los cuales dispondremos en un bol para aliñarlos con aceite de oliva, unas gotas de vinagre balsámico y sal.
El lomo de cabracho lo cocinaremos a la plancha. Para ello, disponlo por la parte de la piel en una plancha o sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva. Una vez la piel quede bien dorada y el pescado esté jugoso, retíralo de la plancha con la ayuda de una espátula.
Sirve un poco de crema de coliflor en el plato y coloca el lomo de cabracho cocinado con la piel hacia arriba.
Alrededor del pescado y la crema rociaremos con un poco de vinagreta de tomate.

 Trucos y Consejos

Para que la crema de coliflor quede aún más fina, pásala por un colador chino una vez la hayas triturado.

 Información Nutricional

El protagonista de la receta que acabamos de elaborar es el cabracho, un pescado semigraso que se caracteriza por su elevado contenido en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.
El cabracho lo hemos acompañado en esta receta con una crema de coliflor. Esta verdura contiene muy pocas calorías y es rica en vitaminas, minerales y fibra.
En esta receta también encontramos tomate, que destaca por la presencia en su composición de compuestos antioxidantes como el licopeno, pigmento que le confiere a este fruto su característico color rojo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina