Añade al relleno de la carne unos frutos secos. Le darán un toque muy especial al plato.
1 pieza de lomo de cerdo ibérico
4 manzanas golden
1 cucharadita de zumo de limón
sal
pimienta
1 cebolla
2 dientes de ajo
250 ml. de agua
250 ml. de vino blanco
70 ml. de salsa de soja y aceite de oliva.
Calorías 311 kcal / 100gr
Proteína 16.2 gr / 100gr
Grasa 26.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy os presentamos un delicioso lomo de cerdo ibérico relleno. Es un plato algo entretenido de elaborar, pero el resultado merece la pena.

 Así lo cocinamos

Pelamos las manzanas, las descorazonamos y las troceamos. Las ponemos en el vaso de la batidora con el zumo de limón y las trituramos.

Abrimos el lomo por la mitad, a modo de libro, lo salpimentamos y ponemos en el centro la manzana. Cerramos la carne y la atamos con hilo bramante.

En una cazuela con un poco de aceite de oliva ponemos el rulo y lo sellamos bien por todas sus caras. Retiramos y reservamos.

En el mismo aceite pochamos la cebolla y los ajos picaditos. Añadimos el vino y dejamos que se evapore el alcohol. Incorporamos el agua y la salsa de soja y, cuando empiece a hervir, añadimos el rulo de lomo relleno. Tapamos y dejamos cocer durante unos 45 minutos.

Pasado ese tiempo, sacamos el lomo, dejamos reducir la salsa y la pasamos por un chino. Cortamos el lomo en rodajas y servimos regado con la salsa.

 Trucos y Consejos

Añade al relleno de la carne unos frutos secos. Le darán un toque muy especial al plato.

 Información Nutricional

El lomo es una de las piezas del cerdo que menos grasas contiene. En este caso, hemos empleado carne de cerdo ibérico, cuyo contenido graso es menor aún y más saludable, ya que esta carne es rica en ácidos oléicos, beneficiosos para la salud. El lomo de cerdo ibérico también es rico proteínas, en él predominan las vitaminas B1, B3, B6 y B12 y los minerales como sodio, potasio, fósforo y cinc.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina