El protagonista de esta receta es el salmón, un pescado azul muy rico en ácidos grasos
800 gr. de salmón
un manojo de judías verdes
2 dientes de ajo
100 gr. de bacon cortado en tiras
mostaza en grano
aceite de oliva y sal.
Calorías 191 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este lomo de salmón con judías es un plato muy completo desde el punto de vista nutricional, ya que nos va a aportar multitud de proteínas, vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes.

 Así lo cocinamos

En primer lugar, porciona el salmón en cuatro raciones de 200 gr. cada una.
Las judías verdes las introduciremos en una olla con abundante agua hirviendo y sal. Cuando éstas se encuentren “al dente”, pásalas a un recipiente con agua y hielo para refrescarlas.
Pica los dientes de ajo y sofríelos junto con el bacon en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo y el bacon comiencen a dorar, incorpora a la sartén las judías escurridas. Saltea el conjunto durante unos segundos y reserva.
El salmón lo colocaremos en una bandeja refractaria y la hornearemos a 200ºC hasta que quede bien jugoso y dorado por fuera.
Emplata el salmón junto con el salteado de judías y bacon.
Acompañamos con un poco de mostaza en grano y perejil picado.

 Trucos y Consejos

Al introducir las judías en agua con hielo conseguiremos cortar la cocción y potenciar su bonito color verde. A esta técnica se le denomina “escaldado”, y puede hacerse con multitud de verduras.

 Información Nutricional

El protagonista de esta receta es el salmón, un pescado azul muy rico en ácidos grasos. Estos ácidos grasos, popularmente conocidos como omega 3, nos van a ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. El salmón es además muy rico en proteínas de alto valor biológico y en minerales, como el hierro. Al cocinarlo a la plancha, sin añadir apenas grasa, el valor calórico de la receta no se va a ver incrementado.
La judía verde se caracteriza por poseer un contenido graso muy escaso y una gran concentración de agua. Ambas características hacen que nos encontremos ante un vegetal con un contenido calórico muy reducido. También es rica en fibra e hidratos de carbono.
En cuanto al bacon, va a aportar grasas saturadas, que elevarán el contenido calórico del plato.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina