La lubina es un pescado blanco muy magro que aporta potasio, fósforo, hierro, sodio y magnesio
2 lubinas de ración
2 cebolletas frescas
1 puerro
200 gr. de champiñones
200 gr. de zanahoria
1 pimiento verde
2 trufas negras
8 cucharadas de aceite de oliva
1 vaso de vino blanco y sal. Salsa de piquillo: 1 lata de pimientos de piquillo
1 diente de ajo
6 cucharadas de aceite de oliva
1 dl de leche de soja
1 sacarina o edulcorante y sal.
Calorías 98 kcal / 100gr
Proteína 19.3 gr / 100gr
Grasa 2.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Descamamos bien las lubinas. Sacamos los 2 lomos y desechamos la cabeza y las espinas.
Limpiamos los puerros, lavando sólo la parte blanca y cortándolos en tiras finas. Pelamos la zanahoria y la cortamos también en tiras estrechas. También cortamos las cebolletas frescas, el pimiento verde y los champiñones en tiras finas.

Lomos de lubina asada con veduritas, trufa y salsa de piquillos

 Así lo cocinamos

Ponemos una sartén con cuatro o cinco cucharadas de aceite y calentamos a fuego suave. Seguidamente, añadimos las verduras y sazonamos ligeramente con sal. Las salteamos a fuego muy suave durante 10 minutos, removiendo a menudo para evitar que se quemen.
A continuación, se añade el vaso de vino blanco y las trufas cortadas en láminas. Apagamos el fuego y reservamos.
Precalentamos el horno a 180º.
Sazonamos los lomos de la lubina con sal gorda por los dos lados (sin sal en caso de hipertensión y otros trastornos en los que haya que reducir el contenido de este condimento). Regamos el resto con aceite.
Untamos con aceite una fuente de horno. Sobre la placa disponemos las verduras semi-pochadas y, sobre las verduras asadas, los lomos de lubina. Introducimos todo el conjunto en el horno, a 200º, y dejamos asar unos 20 minutos.
Servimos la lubina en lomos limpios sobre el lecho de verduras con láminas de trufa. Acompañamos, además, con una salsa de piquillos.
Salsa de piquillos:
En una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva, doramos el diente de ajo pelado. Una vez dorado, añadimos los pimientos del piquillo escurridos de los jugos de la conserva. Ponemos a punto de sal y añadimos una sacarina o una cucharadita de edulcorante.
Vertemos los pimientos con el diente de ajo y los jugos del salteado en un vaso suficientemente grande. Trituramos la mezcla con la ayuda de una batidora, añadiendo las 4 cucharadas de aceite de oliva restantes y la leche de soja (con el fin de que la salsa sea apta para quienes tienen alergía a la proteína de la leche de vaca), hasta que se forme una crema fina y homogénea.
Si fuera necesario, ponemos de nuevo a punto de sal. Reservamos la salsa en la nevera hasta el momento de ser utilizada.

 Información Nutricional

La lubina es uno de los pescados blancos más magros. Aporta potasio, fósforo y hierro, además de una cantidad moderada de sodio y magnesio. También llamada “diamante negro” la trufa de este color es un hongo con un sabor y aroma muy característicos, al que se le atribuyen propiedades afrodisíacas. Está repleta de oligoelementos y minerales, además de proteínas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina