La lubina es un pescado blanco cuya carne blanca y compacta, así como su sabor fino y delicado, hacen que sea un producto muy apreciado por el público en general
800 gr. de lubina porcionada en 4 raciones
300 gr. de arroz redondo
2 dientes de ajo
1 cebolla
2 pimientos verdes
2 tomates rallados
1 cucharadita de pimentón dulce
2 hojas de laurel
caldo de pescado (doble volumen de caldo que de arroz)
1 calamar mediano
100 gr. de gambas peladas
unas ramitas de perejil
aceite de oliva virgen.
Calorías 98 kcal / 100gr
Proteína 19.3 gr / 100gr
Grasa 2.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Al igual que todo pescado blanco, la lubina aportará muy poca cantidad de grasa, lo cual la hace muy indicada para incluirla en dietas de adelgazamiento. Además, al acompañarla con arroz negro, conseguiremos un plato muy vistoso y completo desde el punto de vista nutricional.

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será limpiar el calamar, reservando la bolsita de tinta que éste contiene en su interior. Las aletas y los tentáculos del calamar los trocearemos para sofreírlo a fuego fuerte en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando el calamar esté bien dorado, baja la intensidad del fuego y añade la cebolla y el ajo, todo ello bien picado. Una vez tengamos la cebolla bien pochada, agrega los pimientos troceados y continúa sofriendo hasta que éstos queden tiernos. Entonces, incorporamos el pimentón y los tomates rallados. Rehoga el conjunto hasta que se haya reducido el agua de los tomates.
Es el momento de añadir las hojas de laurel y el caldo de pescado a punto de sal con la bolsita de calamar disuelta. Deja cocer a fuego medio durante 10 minutos y agrega el arroz. Removemos para que éste quede bien repartido en la cazuela y dejamos cocinar durante 18 minutos, tiempo tras el cual el arroz deberá quedar “al dente”. Retira del fuego y deja reposar 5 minutos.
Mientras reposa el arroz, cocina la lubina. Para ello, calienta unas gotas de aceite en plancha o sartén antiadherente. Cuando el aceite esté bien caliente coloca en la sartén el lomo de lubina con la piel en contacto con el aceite. Coloca la tapadera y cocina hasta que la piel quede bien dorada y la carne esté cocida y bien jugosa.
Dispón en el plato una cama de arroz negro y coloca sobre éste el lomo de lubina con la piel hacia arriba.
Por último, acompaña con las gambas ligeramente salteadas y decora con aceite de perejil, que no es más que aceite y perejil triturado con la batidora.

 Trucos y Consejos

Cuando vayas al pescadero, dile que te guarde la cabeza y las espinas de la lubina. Con ellas podrás preparar el caldo necesario para elaborar el arroz negro.

 Información Nutricional

La lubina es un pescado blanco cuya carne blanca y compacta, así como su sabor fino y delicado, hacen que sea un producto muy apreciado por el público en general.
En su composición destacan su elevado contenido en proteínas de alta calidad. Además, es rico en una gran variedad de minerales, tales como el yodo, el fósforo, el potasio y el magnesio. Otra ventaja que presenta la lubina es su escasa presencia de espinas, por lo que es un pescado ideal para ofrecerlo a los más pequeños de la casa.
El arroz es un cereal que, gracias a su sabor neutro, combina con casi cualquier ingrediente. Es una excelente fuente de hidratos de carbono complejos, por lo que su consumo va a proporcionar grandes dosis de energía.
En cuanto a las gambas y el calamar, son dos alimentos muy ricos en proteínas, y al combinarlo con el arroz vamos a obtener como resultado un plato muy completo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina