El mejillón es muy rico en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia
4 lomos de lubina de 200 gr. cada uno
4 pimientos verdes italianos
2 cebolletas
1 kg. de mejillones
200 ml. de nata líquida
50 gr. de mantequilla
cebollino fresco y una ramita de tomillo.
Calorías 98 kcal / 100gr
Proteína 19.3 gr / 100gr
Grasa 2.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La lubina es un pescado blanco de carne suave y firme. Además, apenas contiene espinas, por lo que se convierte en un alimento ideal para ofrecer a los más pequeños. Hoy la acompañamos con un salteado de verduras y mejillones. Esperamos que os guste!

 Así lo cocinamos

Limpia los mejillones, es decir, quítales las “barbas” y las incrustaciones de las conchas. Ahora colócalos en una cazuela con un chorrito de agua, pon la tapadera y lleva al fuego. Una vez se hayan abierto todos los mejillones, retíralos del fuego, saca la carne y cuela y reserva el caldo obtenido.
Corta los pimientos y las cebolletas en tiras. Ahora calienta un poco de aceite en una sartén y saltea estas verduras hasta que queden bien pochadas. Añade los mejillones reservados y saltea durante unos instantes. Pon a punto de sal y reserva.
Pon un cazo el fuego con la nata, la mantequilla y 100 ml. del caldo resultante de cocer los mejillones. Deja hervir a fuego suave hasta que la salsa reduzca y espese un poco. Retira del fuego y añádele un puñado de cebollino fresco picado.
Ahora marcamos los lomos de lubina por la parte de la piel, procurando que ésta quede bien dorada. Si lo deseas puedes terminar de cocinarla en el horno, pero cuidando siempre que el pescado nos quede bien jugoso.
Sirve en un plato la salsa. Sobre ésta disponemos el salteado de verduras y mejillones. Por último, coloca el lomo de lubina a la plancha sobre el salteado y decora con una ramita de tomillo fresco.

 Trucos y Consejos

Hay que tener en cuenta que el caldo de los mejillones es muy sabroso, por lo que tendremos que ser muy cautos a la hora de sazonar el resto de ingredientes.

 Información Nutricional

La lubina es un pescado blanco cuya carne blanca y compacta, así como su sabor fino y delicado, hacen que sea un producto muy apreciado por el público en general.
En su composición destaca un elevado contenido en proteínas de alta calidad. Además, es rico en una gran variedad de minerales, tales como el yodo, el fósforo, el potasio y el magnesio. Otra ventaja que presenta la lubina es su escasa presencia de espinas, por lo que es un pescado ideal para ofrecerlo a los más pequeños de la casa.
Otro de los protagonistas de esta receta es el mejillón, muy rico en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia. Además, contiene muy pocas calorías, lo cual hace que pueda incluirse perfectamente en dietas de control de peso.
Eso sí, aquellas personas que estén siguiendo dietas de adelgazamiento deberán omitir la salsa, ya que ésta se ha elaborado a base de nata y mantequilla, dos alimentos que van a incorporar a la receta una buena cantidad de grasa y calorías.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina