La costra de sal hace que los jugos del pescado permanezcan en su interior tras el horneado
4 lubinas de ración y 100 gr. de sal gruesa.
Calorías 98 kcal / 100gr
Proteína 19.3 gr / 100gr
Grasa 2.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Sobre una bandeja de horno, disponemos un lecho de sal gruesa. Sobre este lecho colocamos la lubina, sin descabezar ni desviscerar.

Lubina a la sal

 Así lo cocinamos

Ahora la cubrimos con el resto de la sal, presionamos bien e introducimos en el horno (precalentado a 200-255ºC). A los 20-25 minutos sacamos la lubina del horno. Quebramos la costra de sal que se ha formado y traspasamos el pescado a una fuente para presentar.

Para que nos sea más fácil moldear la sal con la cual cubrimos la lubina, podemos mezclar ésta con clara de huevo o con agua. Igualmente, y para darle un aroma especial, podemos mezclar la sal con algunas hierbas (tomillo, romero, albahaca, salvia, eneldo, estragón…). Sabremos que el pescado que estamos cocinando con este método está en su punto cuando la sal que lo cubre haya formado una costra sólida.
El pescado tomará su punto justo de sal y estará delicioso. Si lo deseamos, podemos acompañar con una salsa alioli o una vinagreta.

 

 Información Nutricional

La lubina es uno de los pescados más magros que hay, por lo que está indicado para personas que sigan dietas de control de peso. Además, el plato no incluye ningún tipo de grasa añadida. La costra que forma la sal contribuye a que conserve todos sus jugos y sabores tras la cocción en el horno.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina